Se espera una apertura a la baja en Europa arrastrada por el nuevo casi continuado mal comportamiento de Asia y con los ojos puestos en el IPC de EEUU para saber si hay subida de tipos el mes que viene junto con lo que se dijo en la última reunión de la FED.
Ayer los mercados tuvieron un parón, en todas partes, a la espera de acontecimientos, ya que China y la subida de tipos de EEUU nos tiene a todos pendientes de un hilo.

China es una preocupación constante y hoy han seguido los problemas en Asia, pero no tanto como en la última sesión. Ayer el cobre recibió ventas considerables que lo tienen en mínimos de hace muchos años, muestra de que no se espera que China levante la cabeza por lo menos de momento. Hay miedo a que el Gobierno de China esté dejando morir su “rescate” del mercado de hace poco, así que las ventas siguen presentes. Como consecuencia, el Yuan sigue cayendo. Esto arrastra a otras economías de Asia, así que Vietnam ha vuelto a devaluar su moneda por tercera vez este año para buscar lo mismo que China, potenciar sus exportaciones. Recordemos que EEUU ya tuvo un contencioso con China por la cotización del Yuan, pues EEUU lo que buscaba es que se apreciara para que de esta manera los productos americanos tuviesen un precio menor y así potenciar sus exportaciones.

Wall Street ayer también no se comportó bien pero casi no hubo movimiento, aunque se cerrara en negativo. Los malos resultados de Wal Mart por rebaja de previsiones fueron un lastre importante, pero es que tampoco hubo puntos que pudieran compensar las cosas, sólo con el dato de construcción de viviendas como punto fuerte, ya que los permisos de construcción quedaron peor de lo esperado. Estos datos macro, se tomaron como ligeramente positivos, porque el mercado a día de hoy tiene pánico a una muestra de que la situación de China afecta a la economía de EEUU, por eso cuando salió uno de manufacturas de NY pésimo el mercado se asustó muchísimo. El sector inmobiliario es un pilar en EEUU, así que mientras salgan buenos datos en general, habrá “cierta tranquilidad”, pero claro, nos empuja a subir los tipos, pero si hay que escoger, se escogerá siempre tener una buena economía.

Por otro lado, y hablando de subida de tipos, ayer ya pudimos haber entrado en una fase de espera porque hoy tenemos el IPC de EEUU y también, con Europa cerrada en sesión regular, la lectura de las actas de la FED. La idea es que suban los tipos el mes que viene, pero veremos cómo ven la situación, así que el IPC puede movernos bastante y la cifra se va a extremos.

Por lo tanto, los dos grandes factores a día de hoy son China y la subida de tipos en EEUU. Lo cierto es que China empezó a tener problemas cuando la FED empezó a recortar el QE, ya que las activaciones de este programa a lo largo de la crisis sacaron cantidad de dinero casi incalculable fuera de las primeras economías y lo metieron sin anestesia en los mercados emergentes y Asia buscando rentabilidad. El desarrollo de los acontecimientos ha empeorado con la cancelación del QE y con el aumento de las perspectivas de la primera subida de tipos. El temor o pánico, es que si se realiza, se potenciará todavía más la salida de dinero de Asia y eso será la implosión que les acabe de hacer daño tras la explosión de ese dinero que les llegó desde las primeras economías occidentales.

El otro punto que se tiene en la recámara es el rescate a Grecia. España ya ha dado el visto bueno pero hoy le toca el turno a Alemania. No se esperan sorpresas, pero quién sabe, así que los titulares pueden darnos un disgusto si son negativos.

En datos en Europa tenemos:

10h00: Balance por cuenta corriente de la EZ de junio.