Se espera apertura confusa en Europa. Estos son los factores clave.


El mercado sigue en la línea de ayer, donde reaccionó violentamente ante las noticias que se supone hacían pensar que Tsipras está cediendo que igual es mucho suceder. Ha arrinconado a Varoufakis, que no tiene química alguna con sus compañeros del eurogrupo y ha filtrado rumores de que podría ceder en algunas línea rojas. El mercado demostró ayer que está volviendo a ser muy sensible a Grecia, que ahora mismo parece el factor más tenido en cuenta en Europa.

Por supuesto también habrá que tener en cuenta los resultados empresariales, tenemos a BP subiendo fuerza en preapertura, Santander ha dado en línea, pero con márgenes por encima de lo esperado, y el super gigante de las bolsas mundiales Apple, sube 1,6% en fuera de horas tras dar unos excelente resultados en todas sus líneas.

El Nikkei ha cerrado subiendo 0,38%.

Pero por el lado negativo no gustó el cierre flojo de EEUU. Dos sectores protagonistas negativos en el día de ayer. Por un lado el sector de moda el de biotecnología, con una bajada de nada menos que el 4%, por una serie de malas noticias corporativas en el sector. También lo pasó muy mal el de cuidados de salud que bajó un 1,8%, debido al anuncio de que se estropeaba una operación de fusión entre otras cosas.

Las materias primas están débiles y se estima que quizá esto podría debilitar a los sectoriales de materiales básicos y energía en los primeros compases.

En datos macro europeos, tenemos a las 10h30 PIB preliminar en UK, que puede dar movimiento brusco a la libra.

Más información en nuestro vídeo de apertura.