Se espera una apertura confusa en Europa con la vista puesta en las vacaciones con un fin de semana muy largo en donde el lío de Grecia sigue presente y mañana el dato de creación de empleo de marzo en EEUU. Todo con los mercados cerrados, así que es difícil poner dinero encima de la mesa .
Último día de la semana en los mercados y otra vez que Wall Street es el lastre de Europa.

Ayer tuvimos una nuestra clara de lo anterior, primero por la divergencia en los datos macro de las economías de EEUU y la Eurozona, y segundo por la reacción del mercado a los mismos.

No hay que olvidar que USA está sin el QE y sólo con los tipos bajos y la EZ está ya con su QE y con tipos bajos también.

Los PMI de manufacturas de Europa saliendo mejor de lo esperado en la mayoría de países, salvo excepciones muy particulares, pero dentro de la EZ todo fue buen menos en Francia que sigue en contracción. Claro, esto lo comparamos con el de HSBC de China en contracción, con el segundo en contracción de Chicago, y el viento sopla a nuestro favor.

Además, susto muy importante en el ISM de manufacturas, que quedó peor de lo esperado, pero lo que dejó helado a todo el mundo fue la partida de empleo que se quedó justo en 50, la frontera con la contracción. ¿Contracción con los tipos bajos y con la tasa de desempleo bajando sin parar? Pues sí, ya que el dólar encarece las manufacturas que se hacen en dólares y eso tarde o temprano se tiene que notar. Recordemos que desde la FED algunas voces reconocen que este factor debe estar afectando ya a la economía.

Pero las malas noticias no se quedaron ahí, ya que el ADP también decepcionó, pues no sólo fue más bajo de lo esperado si no que se coloca claramente por debajo de los 200.000, así que todo unido creó una palidez en los rostros de los operadores bastante obvio que se tradujo en descensos claros en EEUU, que ya venían anunciados en el Globex desde la madrugada del día anterior con ese descenso en Asia con la falta de evolución de la encuesta Tankan en Japón desde diciembre en los grandes manufactureros (y con todo lo que ha bajado el Yen).

La bajada de Wall Street tras todos los datos seguía el guion establecido por los datos macro y todos los índices importantes bajaron otra vez al entorno de los mínimos del jueves pasado en general, donde dejamos muestras de interés comprador y, por lo tanto, se reforzó el soporte.

No podemos dejar de recordar que tenemos pelea en la FED por la subida de tipos y que parece que no suben tipos esperando que se recaliente la economía para poder tener colchón que amortigüe ese golpe, pero la subida del dólar antes de que la FED mueva un dedo es algo que está empezando a molestarles.

Hoy tenemos el paro semanal el Challenger y los pedidos a fábrica. Estos últimos hay que tenerlos en cuenta por los malos datos de las manufacturas.

En Europa seguimos con el culebrón griego. Atenas ha pasado una nueva lista de reformas tal como le han pedido los socios y algo más detallada. Para meter presión, Atenas dice que la viabilidad de la Eurozona está en juego. Warren Buffet dice que la salida de Grecia podría no ser malo y recordemos todos los comentarios de las agencias de rating quitando hierro al asunto.

En general, la mente de los operadores está ya más en las vacaciones que en el mercado, porque hoy es la última sesión de la semana y no se volverá a operar hasta el martes que viene. Recordemos que eso son muchos días, que el lío de Grecia sigue presente y mañana el dato de creación de empleo de marzo en EEUU, así que son muchos eventos importantes como para asumir riesgos excesivos.

En datos macro en Europa, poca cosa:

10h00:

Déficit público de Italia.

10h30:

PMI de construcción de UK.