Se espera una apertura alcista de forma moderada en Europa. Estos son los factores a considerar.


Tras dos días de bajadas bastante intensas llega la hora del rebote, y todo ello gracias a que Wall Street cerró lejos de mínimos del día, tras un rebote de algunas tecnológicas. El futuro del mini S&P 500 estuvo perdiendo el soporte de la media de 100 días, pero al final cerró por encima.

No obstante este rebote final no cambia la situación de Wall Street, que es de estar congelado por completo desde hace mucho, no olviden que lleva el S&P 500 sin cerrar dos días seguidos al alza desde hace más de un mes, algo que no pasaba desde 1994, este es un dato más significativo de lo que parece. No obstante recuerden que las recompras de acciones propias sigue siendo la red de seguridad.

En Europa seguimos dentro de la estructura correctiva pero sin perder en ningún momento la estructura alcista de fondo. Buen rebote del futuro del Ibex en la zona de 11.200, antigua resistencia mayor y que ahora parece estar actuando como soporte.

Atención durante todo el día al comportamiento del euro contra el dólar, ya que parece que está girándose a la baja tras el rebote de los últimos días. Si se confirma sería una buena señal para las bolsas europeas.

El petróleo vuelve a limar las ganancias de ayer, tras el ataque militar de Arabia a Yemen, un factor geopolítico que por otro lado genera tensión en las bolsas.

El sectorial de materiales básicos podría andar flojo tras haber recibido la noticia de que el 75% de las compañías chinas que se dedican al mineral de hierro están en pérdidas.

Más información en nuestro vídeo de apertura