Se espera una apertura moderadamente bajista en Europa.


Y todo ello debido al flojo cierre de Wall Street que sigue sin romper resistencias. De hecho el Nasdaq Composite cuya ruptura del 5000 fue anunciada con fanfarrias el día de vencimiento de derivados, se ha vuelto a meter por debajo. Queda claro que mejor no tomar decisiones en esos días.

El sector de biotecnología, que está inmerso en una burbuja de proporciones tremendas, como luego analizaremos durante el día, lleva un 2,9% de caída en dos días, y ayer fue un gran lastre.

Como lo volvió a ser el sectorial de energía, que no se fía mucho de los pequelos rebotes del petróleo.

Pero el principal factor bajista, por absurdo que pueda parecer fueron los buenos datos macro que se dieron durante el día. Se pensó que si empezaban a salir mejor los datos macro volvía a aparecer el peligro de subida cercana de tipos. Ya saben lo que son estas cosas, se subió varios días por los malos datos, y ahora se baja por los buenos.

Y como decía antes se sigue sin romper resistencias.

El Nikkei ha cerrado con una subida del 0,13%.

Desde el punto de vista técnico seguimos igual, con estructuras alcistas en toda Europa aunque en fase de regularización de sobrecompra, y alcista por completo en el Ibex.

En datos macro hoy debemos estar atentos a las 10h al dato de confianza empresarial IFO en Alemania, que puede dar volatilidad si sale desviado. Se espera que suba de 106,80 a 107,30.

El fabricante de artículos de lujo Hermes ha dado resultados con subida de beneficios del 7% pero ha advertido que las ventas exteriores no van tan bien. Raiffeisen Bank, ha dado previsiones negativas.

Más información en el vídeo diario de apertura.