Se espera una apertura en Europa, ligeramente bajista, aunque la tendencia sigue por el momento siendo alcista.


Y más tras ver el buen cierre de ayer en Wall Street. Un cierre que no nos equivoquemos fue tan positivo porque el mercado celebraba la lluvia de malos datos macro que se está recibiendo en los últimos días, y que ayer no fue una excepción. Por aquello de mejor, porque así suben menos los tipos de interés. Una fiel demostración de que ayer se subió por eso la tenemos en que el mejor sector del S&P 500 fue el de utilities, que es el más sensible, de hecho es extremadamente sensible, a los tipos de interés, por su endeudamiento, ya que tienen que financiar grandes infraestructuras, y por el atractivo de su dividendo que merma cuando suben los tipos. No obstante desde el punto de vista técnico, la situación de EEUU sigue sin estar nada clara.

Aquí en Europa, con el Ibex de execepción, ya que mientras no pase los 11.200 no sale del lateral, la tendencia sigue siendo alcista. Incluso ya demasiado alcista.

Resulta sorprendente que con la sobrecompra extrema que tenía el futuro del dax alemán  pasara ayer con tanta facilidad el nivel psicológico, por número redondo de los 12.000 puntos. No se puede descartar que en los próximos días corrija alfgo y le haga una visita.

De  momento hoy el Dax puede tener una ventaja y es que el sector de automoción que pesa mucho en ese índice está subiendo con fuerza en preapertura tras un dato de ventas en Europa realmente bueno. Muchos valores de este sectorial, el más favorecido por la debilidad del euro, están subiendo en preapertura más del 1%.

Hoy a las 11h atentos a la inflación de la eurozona y al dato de confianza empresarial del instituto alemán ZEW.