Se espera de nuevo una apertura alcista en Europa. Estos son los factores clave en la jornada.


Parece que en apertura sigue un día más la fuerte tendencia alcista en Europa, o precisando mejor en las bolsas de la eurozona. Porque por ejemplo el Footsie de Londres está en negativo en la semana. Esta es una cuestión de QE y de euro a la baja.

El principal factor alcista en la apertura de hoy, es el cierre fuertemente en positivo de ayer en Wall Street.

Y es que Wall Street celebró los malos datos macro por todo lo alto. El muy preocupante dato de ventas al por menor,  y van tres meses seguidos bajando, en un país donde el consumo lo es todo, en lugar de preocupar, por la lógica obtusa, difusa y confusa habitual de las bolsas, fue considerado muy positivo "porque así no suben los tipos de interés". Inmediatamente el dólar a la baja y las bolsas al alza, con ventas fuertes de bonos. No hay nada como un mal dato macro por lo visto.

Además también influyeron positivamente los bancos, con una subida sectorial importante, gracias al buen desempeño de muchos de ellos tras buenos resultados en los test de estrés.

Esta subida no fue eclipsada por el desplome de Intel, el número uno mundial en fabricación de microprocesadores, que cayó casi el 5% por malas perspectivas de ventas.

Es importante destacar que a pesar de la fuerte subida las resistencias clave siguen sin ser inquietadas, y que las manos fuertes siguen son saldo neto vendedor desde hace cuatro días. Y lo que es más importante con el menor saldo comprador en muchos meses.

El Nikkei de Japón ha cerrado con una subida del 1,39%.

Con esta subida el dax puede cerrar su novena subida semanal al alza, algo que no pasa desde nada menos que 1.988, un año después del crash del 87. Con esto está dicho todo la fuerza alcista que tiene para las bolsas, la QE.

A Grecia no se le hace ya ni caso. Las ocurrencias de Syriza, ya se toman a chiste en las bolsas, aunque ayer se dijeron cosas fuertes. Y es que se vio a Schauble y también al ministro de finanzas austríaco reconocer abiertamente que el riesgo de salida del euro existe. Y más después de escuchar el discurso de Tsipras, que piedra a piedra demolió el acuerdo del día 20, y volvió al impago de deuda, a no cumplir los acuerdos, y a su retórica habitual, alegando que todo esto se arreglará en un nuevo marco de sinceridad y comprensión mutua con sus socios europeos.

Esto tiene toda la pinta de que va a acabar realmente mal.

En datos macro a las 10h tenemos inflación de Italia.

A las 10h30 datos de construcción en UK; que pueden mover a la libra.

Más información en nuestro video diario de apertura.