Se espera una apertura moderadamente a la baja en Europa. Estos son los factores a considerar.


El principal motivo bajista, es como no la muy mala sesión que registró el viernes Wall Street. Al final la zona de resistencias del 11.100 del NYSE y del 5.000 del Nasdaq Composite volvió a resistir y generó un papelón, corrector de la sobrecompra que se venía arrastrando.

Además el dato del viernes de empleo, bastante mejor de lo esperado, disparó las alertas sobre posibles subidas de tipos de interés antes de lo que se esperaba.

Esta noche Asia ha tenido un mal día, al ver la corrección en EEUU, y por ejemplo el Nikkei ha cerrado bajando 0,95%. En China además sigue pesando mucho la oleada de IPOs que va a salir a mercado, lo que se piensa va a retraer mucha liquidez.

Otro factor bajista es el dato alemán de balanza comercial de enero, que ha quedado peor de lo esperado. Y sobre todo no ha gustado el dato de exportaciones, que ha sido el peor en cinco meses.

No obstante todo esto, hay que recordar que a diferencia de Wall Street que está más o menos en un lateral-alcista, medio congelado, Europa, menos el Ibex, sigue con claras estructuras alcistas.

Y el motodo de esas alzas es la QE, y hoy mismo se inician oficialmente las compras de activos por parte del BCE. Este va a ser un factor alcista de primer orden durante mucho tiempo.

Hoy se reune el eurogrupo para ver la lista de propuestas enviadas por Grecia hace pocos días. Grecia sigue su puesta en escena, cometiendo constantes errores diplomáticos, que no hacen más que granjearle enemigos, olvidando que las decisiones en el eurogrupo se toman por unanimidad. Ahora dicen que si no les aprueban la lista, por otro lado inconcreta y poco clara, pueden convocar nuevas elecciones o un referendum sobre la permanencia de Grecia en el euro.

Como ya vengo comentando desde hace tiempo, el mercado cada día que pasa se ve menos influenciado por el tema de Grecia, que como mucho da volatilidad a corto plazo.

Más informacion en nuestro vídeo diario de apertura.