Se espera una apertura fuertemente alcista en Europa. Estos son los factores clave en el día:


El principal factor es que se revierte la gran caída del viernes al no confirmarse del todo las inquietantes noticias de que Ucrania había atacado una columna blindada rusa. Rusia lo niega, y el caso es que no ha habido más reacciones, con lo que se revierten las caídas.

Además esta mañana se informaba que alguna bandera ucraniana ondeaba ya en el centro de Luhansk, lo que hace pensar al mercado que Ucrania está recuperando el control en las zonas pro rusas. Igualmente se está celebrando una reunión en Berlín entre ambos países en conflicto que no parece andar mal.

Siguiendo con la tensión geopolítica, se comenta también que el mercado cotiza al alza, la evolución del ejército kurdo en Irak, que parece estar recuperando posiciones al Estado Islámico.

El petróleo Brent baja más de un dólar de buena mañana por esta menor conflictivad geopolítica y ante el anuncio de mayor producción de lo previsto en Libia, a pesar de la caótica situación política que viene el país.

En China ha habido datos de precios inmobiliarios en caída por tercer mes consecutivo, y dato de inversiones extranjeras en China realmente muy malo y mucho peor de lo esperado.

El sector de automoción podría tener hoy problemas ya que Rusia amenaza con restringir sus compras y además Daimler se ha visto envuelto en una serie de acusaciones por las autoridades chinas.

Desde el punto de vista técnico seguimos dentro del lateral que nos atrapa todo el año, la zona de soportes de los 9.000 psicológicos puntos del futuro del Dax ha resistido este ataque.

Demos ahora un repaso al cierre del viernes de Wall Street.

Finalmente Wall Street para no perder la costumbre consiguió cerrar lejos de mínimos. Así el Dow Jones perdió el 0,3%, el S&P 500 tan solo el 0,01% y el Nasdaq hasta llegó a subir el 0,3%.


La sesión empezó al alza, por la vieja historia de que Putin había tendido la mano para la paz, que ya venía de ayer, pero todo se vino abajo cuando se supo que Ucrania había atacado una columna de 23 tanques que habían cruzado la frontera.

A destacar como durante la caída dos sectores resistían el chaparrón, se trata de los utilities sobre todo, seguido del de energía.

El Vix se disparó ante los nervios de toda esta situación y llegó a subir el 20,3% hasta 14,94. Pero al cierre solo subía el 5,9% hasta 13,15. Pero en la última hora como sucede casi siempre apareció esa mano de Dios que siempre aparece en los momentos difíciles de pérdidas.

Sin embargo en los bonos, no se veía este extraño efecto y las notas a 10 años de EEUU bajaban en rentabilidad al 2,30% el menor nivel desde julio de 2013.

Al final tantos fuegos artificiales de la gran subida en Wall Street pero en los momentos más complicados del día el Dow Jones daba pérdidas en el año.

En el Nasdaq varios valores con su aportación salvaron el día. El que más aporto fue Gilead Sciences que subió el 3,3% gracias a una serie de pleitos judiciales ganados. Applied Materials subió el 6,3% tras dar resultados mejor de lo esperado. Y como no el subidón de Monster Beverage que subió más del 30% tras saberse que Coca Cola le compraba una participación.

Destacable la fuerte subida del sectorial de biotecnología, con el 0,9% y ganando el 4,6% en la semana.

En el año tenemos al S&P 500 subiendo 5,60%. Dow Jones sube 0,25% nada más. El Nasdaq es la estrella con subida del 10,68%. Russell 2.000 es el estrellado con -2,27%.



En los sectores del S&P 500, en el año cuidados de salud es el mejor con subida del 11,29%, seguido de utilities con el +10,32% y de energía con el +8,47%. Como vemos en el S&P 500 el dinero está totalmente centrado en los valores defensivos.



Los peores Consumo discrecional, industriales y Telecos que no llegan ni a un 1% de ganancia en el año.


Con todo esto y pasando al aspecto técnico interesante la vela de cierre que deja el futuro del mini S&P 500. Como pueden ver en gráfico adjunto: