Se espera apertura alcista en Europa, estos son los factores clave en el día.


Los factores alcistas no son demasiado fuertes y hay bastantes noticias negativas, por lo que es incierto lo que pase después.

De momento las razones de la subida son dos:

1- El cierre de Wall Street típico casi siempre lejos del mínimo del día, al que le arrastra, igualmente casi siempre, la consabida debilidad europea en el período de coincidencia. Aún así cerró algo en negativo lastrado por el sector de energía, tras la caída del precio del petróleo, que teme una bajada de la demanda por la debilidad económica, y además por el aumento de producción de la OPEP el mayor en varios meses.

2- Por otro lado están pesando los resultados mejor de lo esperado de Swiss Life y de Merck, esta última con mucho peso en su sector. E.ON también por encima de lo esperado

Pero también hay factores negativos:

1- La crisis de Ucrania sigue intacta, y lo que más le interesa a los mercados, sigue lastrando a compañías alemanas. Hoy ha sido E.ON la que ha advertido que las sanciones le están perjudicando en sus cuentas.

2- Malos datos macro en Japón con PIB peor de lo esperado.

3- Y sobre todo muchos datos macro malos en China. Tenemos concesión de préstamos mucho más baja de lo esperado, y liquidez en la economía mucho más baja de lo esperado, de hecho al peor nivel desde 2008. Ojo con esto. Por si fuera poco producción industrial de +9% cuando se esperaba +9,2%, y ventas al por menor +12,2% cuando se esperaba +12,5%. En suma todos peor de lo esperado, y este tipo de cosas no suelen sentar bien a los sectoriales de materias primas.

Desde el punto de vista técnico, seguimos en rebote técnico en la mayoría de los índices, sin que se haya roto nivel alguno de resistencia que nos deje claro que esto es algo más. Los soportes clave siguen siendo, especialmente, el 9.000 del futuro del Dax, mucho cuidado si lo perdiera, y ya más lejos los 10.000 del futuro del Ibex y los 3.000 del eurostoxx.