Se espera una apertura ligeramente bajista en Europa, estos son los factores clave del día.


Las crónicas se empeñan en echar la culpa de todo a la crisis de Ucrania. Si ayer se subía era por Ucrania, y si hoy se está más débil igual. La realidad ya saben la que es. Se llegó a niveles técnicos clave de soporte, en gran estado de sobreventa, se rebotó y punto, y Ucrania no tuvo mucho que ver. Ahora es imprevisible hasta donde llegará este rebote o no. Mientras los gráficos no nos digan otra cosa es un rebote.

Ayer EEUU siguió en este rebote técnico. Eso sí, con volumen en descenso en toda la subida, aunque suele ser lo normal y más metidos en pleno agosto con muchos operadores de vacaciones.

También ayudaron las palabras de la FED muy desconfiados sobre el crecimiento lo que alejó en la mente de los operadores el peligro de subidas de tipos cercanas.

Pero el caso es que esta mañana vemos como lo de Ucrania ni de lejos se ha calmado, hay que tener un gran desconocimiento de la situación en Ucrania para afirmarlo.

Ayer por la noche avisaba, como también el gobierno de Ucrania, que el envío de 280 caminones rusos con destino a Ucrania bajo la excusa de ayuda humanitaria puede ser una excusa para entrar tropas dentro de Ucrania. Igualmente la OTAN dijo ayer, que sigue viendo alto riesgo de invasión por los rusos, y que según sus cálculos acumulan nada menos que 45.000 soldados estacionados junto a la frontera de Ucrania. Por lo tanto no descartemos nuevos sustos a este respecto.

Tampoco olvidemos que los datos malos macro en la eurozona sí fueron una causa real de la bajada anterior. Así que hoy atentos a los datos de confianza empresarial del instituto alemán ZEW que se darán a las 11h ya que en caso de que salgan desviados, pueden dar volatilidad.

El Nikkei ha cerrado subiendo 0,2%.

En este vídeo se ven los famosos camiones de "ayuda humanitaria" que son militares repintados, y llevados por soldados.