Se espera apertura alcista en Europa gracias la habitual cierre de Wall Street lejos de mínimos.


Y es que ya empieza a ser algo muy habitual esta historia que se repite casi día tras día. La sesión europea suele ser una sucesión de papelones que hacen abrir a Wall Street flojo por contagio. Pero en cuanto cierra la sesión europea, se acaba la presión bajista al otro lado del Atlántico y se termina por cerrar muy lejos de mínimos, lo cual a su vez favorece para una apertura alcista en Europa al día siguiente. Algunos días Europa resiste y en otros los más, esas subidas se aprovechan para nuevos papelones. Igual nos pasamos todo el verano así en una especie de eterno día de la mamota como en la película.

Ayer EEUU no obstante la recuperación desde mínimos, cerró con todos los sectoriales del S&P 500 menos el de energía a la baja. El energético subió el 0,2%.

El VIX subió el 6,2% hasta los 12,81.

Se supone que Wall Street se alejó de mínimos por un discurso de Obama poco después del cierre europeo, más o menos tranquilizador sobre Gaza y Ucrania, y por la "colaboración" de los rebeldes prorrusos con los investigadores sobre la salvajada del derribo del avión de las líneas aéreas de Malasia. Pero dudamos que esto tuviera mucho que ver.

Tras el cierre Texas Instruments dio resultados que quedaron mejor de lo esperado, aunque el valor en el fuera de horas está más o menos estable.

El Nikkei ha subido hoy el 0,8%, hay que recordar que ayer estuvo cerrado por festivo.

Desde el punto de vista técnico, la situación en Europa sigue lateral mientras el futuro del dax no pase al alza los 9.800, y ahora mismo está alejado. Hay que seguir vigilando el soporte 9.600, por debajo muchos operadores podrían tirar la toalla. Sería lo mismo si el Ibex perdiera la zona de 10.370.

Más información en el vídeo diario de apertura.