Se espera una apertura a la baja en Europa ante la confluencia de los siguientes factores:


1- Mal dato dado esta mañana de producción industrial en Alemania con bajada de 1,8% cuando se esperaba sin cambios.

2- Noche floja en Asia con el Nikkei bajando 0,37%.

3- El FMI ha dado durante el fin de semana previsiones de crecimiento mundial más débiles de las esperadas, lo cual ha pesado bastante en Asia.

4- El problema del sectorial bancario.

El viernes en un día de total transición por la fiesta en EEUU, donde lo normal era haberse quedado quietos tuvimos presión bajista clara, debido al desplome de la bolsa de Austria de casi el 3%. Y todo ello debido a las agresivas ventas de bancos del país, ante el temor de las malas cifras que están dando por su fuerte exposición a Europa del Este, algo bastante normal dada su situación geográfica. Las ventas se extendieron a otros bancos europeos con exposición en la zona, y al final el sectorial cayó con fuerza arrastrando a los índices generales con él. Como el Ibex está muy descompensado y muy cargado de bancos pues lo hizo peor.

Este tema parece que sigue coleando hoy y habrá que estar atentos.

5- Los inversores empiezan a ver con desconfianza el hecho de que a pesar de todo lo que ha hecho el BCE y que Wall Street no para de subir, las bolsas europeas no sean capaces de romper la zona de resistencias mayores, esto empieza a verse como algo raro, y pocos quieren aventuras mientras no se rompan por ejemplo los 10.000 del futuro del Dax (ahora mismo está justo ahí) o los 11.000 del futuro del Ibex.