Se espera una apertura plana en Europa con el mercado paralizado a la espera de las decisiones del BCE


Muy pocos quieren aventurarse, antes de saber exactamente que va a pasar con el BCE. No es nada fácil hacer previsiones,. Queda claro que si el BCE sorprendiera, con medidas de QE u otras cosas que no se han descontado la subida de las bolsas podría ser de las históricas, y durar varios días más. Pero esto es lo menos probable.

Lo más normal será que haga algo más o menos esperado, y es totalmente imprevisible como se pueda reaccionar. Además luego en la rueda de prensa podría hacer promesas que entonces sí que convencieran al mercado, o al revés, ya ha pasado muchas veces que tras la rueda de prensa caíamos con mucha dureza.

Ante todo esto, pocos quieren tomar posiciones, ante la previsión de muy alta volatilidad tras las citas con el BCE, primero a las dos menos cuarto y luego en la rueda de prensa de las dos y media.

Por lo demás ayer el S&P 500 nuevos máximos, como le gusta últimamente, de esos que hay que mirar con microscopio, y con microscopio pero de mayor aumento al volumen del día más propio de días festivos que de días normales, por bajo.

Actividades de fusiones y adquisiciones en el sector de telecos con Sprint comprando T Mobile de Deutsche Telekom por 40 dólares por acción.

El sector de materiales básicos podría tener problemas ante el mal dato de PMI de China HSBC de servicios al peor nivel en 4 meses.

Más información en nuestro vídeo de apertura