Se espera una apertura con pocos cambios o ligeramente bajista en Europa.

En unos mercados con pocos catalizadores. Nadie quiere ponerse corto porque sería ir contra el BCE y eso es muy peligroso, pero muy pocos quieren comprar, mientras no se salga del eterno lateral que dura ya cinco largos meses.

Ayer Wall Street también dio muestras de estar completamente atascado. El S&P 500 subió moderadamente gracias a un rebote de valores de internet y de pequeñas compañías del Russell, pero ojo, con el segundo menor volumen del año. Esto es muy anormal. Un volumen tan bajo es habitual verlo en Semana Santa, Navidades, puentes, pero en un día normal y corriente como ayer es muy significativo de la dinámica actual del mercado de lateral total y absoluto, y cada vez con menos operadores activos ante la ausencia de movimiento.

La noche ha sido tranquila en Asia, sin grandes novedades y el Nikkei sube 0,49%.

Habrá que estar atentos a los resultados de Vodafone y de Mark and Spencer que se darán en breves momentos, que en un mercado tan parado, pueden tener más importancia de lo habitual.

Por el lado positivo Putin, sigue esta mañana con la dinámica de apaciguar los ánimos en Ucrania como ya hizo ayer dando la presunta orden de retirar las tropas de la frontera con Ucrania.

Más información en nuestro video de apertura diario.