Se espera una apertura moderadamente bajista en Europa ante el mal cierre de Wall Street.

Un Wall Street que volvió a registrar agresivas ventas de cosas raras de internet y de valores pequeños como los del Russell, que al final se contagiaron  a los demás. El Russell lleva ya casi un 3% de bajada en los dos últimos días, y hay que recordar que los recientes máximos históricos del Dow Jones y del S&P 500 fueron por muy poco y con muy pocos valores acompañando a los índices al alza. El VIX se muestra muy tranquilo cerca de la zona de 12, mostrando excesiva confianza.

En Europa sigue el debate sobre lo que va a hacer el BCE en Junio,lo cual influye mucho en las bolsas. Parece que los alemanes no quieren QE, aunque sí van a consentir bajadas de tipos, de tipo de depósito de dinero de los bancos en el BCE en negativo, y alguna medida de LTRO o algo así, condicionado a que los bancos den préstamos de una vez. Pero el mercado quería QE, y es difícil tener claro como se lo tomará.

De momento el nivel técnico clave es el 9.800 del futuro del Dax donde se para una y otra vez, si consigue pasar al alza, las demás bolsas europeas, incluido el Ibex pueden romper al alzas sus respectivos laterales. Si falla ahí, fallaremos los demás.

Hoy se han dado datos de PIB, Francia, para variar peor de lo esperado, y Alemania también para variar mejor de lo esperado, y ya van por el 2,5% interanual. A ver si al final tenemos que dar gracias por la inflación tan baja, no quiero ni pensar con ese crecimiento, lo que estarían presionando los alemanes si la inflación no estuviera tan baja, la llevaríamos clara los demás.

El Nikkei ha cerrado bajando 0,75% y con dato de PIB mejor de lo esperado. Posiblemente a la bolsa no le gusten los buenos datos macro, porque pueden significar que se baje el ritmo de medidas de apoyo a la liquidez, que a fin de cuentas es lo que ha hecho subir a las bolsas.

Más información sobre la apertura en nuestro vídeo diario.