Se espera una apertura claramente bajista de nuevo en Europa ante el mal cierre en EEUU.


Y es que al final EEUU cerró bastante peor que donde estaba cuando Europa tenía su propio cierre.

Ventas agresivas, en los mismos sectores que ya habían sufrido mucho en días y semanas anteriores, y que arrastraron a los demás índices.

Nasdaq y Russell peor día en varios años, lo mismo el sector de biotecnología que perdió más del 5%, y acumula un 19% de bajada desde la zona de máximos históricos de febrero. Cosas raras de internet igualmente bajó con mucha dureza, todos ellos en la peor racha en varios años. Aún así, el PER del Nasdaq estaba ayer en 35 veces, lo cual nos da una idea de la insensatez de los niveles alcanzados hace pocos días.

Lo malo de esta venta agresiva, es que ya no se trata de una venta visceral por alguna noticia o rumor, o tomas puntuales de beneficios, ya se ve claro que manos fuertes están vendiendo con dureza, y quitándose de encima que consideran y con razón, muy sobrevalorado. Y no olvidemos que el fin de la QE sigue pesando y mucho sobre el mercado, y seguirá pesando pues a fin de cuentas, siguen entrando 55.000 millones de dólares al mes, y eso tenderá a cero.

Europa tiene muchas mejores perspectivas y un ciclo económico diferente, que hace que su banco central aún vaya a apoyar mucho más, pero no puede abstraerse del contagio desde EEUU.

La crisis de Ucrania también sigue siendo un lastre. Las cosas empeoran y ahora Putin como medida de presión amenaza a la UE con una guerra del gas, si no pagan las deudas atrasadas de Ucrania.

Por el lado positivo tenemos que Fitch sube la perspectiva de Portugal a positiva.

El futuro del mini S&P 500 finalmente perdió el soporte de la media de 50 y ahora el siguiente está en la media de 100 en el nivel de 1.816,50.