Se espera apertura moderadamente alcista en Europa gracias al buen cierre de ayer en Wall Street.

Un cierre al alza con claridad, debido a dos cosas.

Por un lado el rebote en la media de 50 del S&P 500, que ha vuelto por enésima vez a actuar como soporte mayor. Pero el soporte se hizo de valer con claridad solo después de que se leyeran las actas de la FED que nostraban muchas dudas entre sus miembros a la hora de subir los tipos de interés. Esto sonó a música celestial en la renta variable, y de nuevo se vieron muchas compras en los valores que más habían sido castigados en los últimos días.

Limita las ganancias otro mal dato en China en este caso el de exportaciones, que baja 6,6% nada menos cuando se esperaba una subida de 4,8%. Seguimos acumulando malos datos de esta economía.

Por cierto que en China han subido con fuerza los brokers ante el rumor de una posible unión entre las bolsas de H. Kong y de Shanghai.

El Nikkei ha cerrado plano, no le está gustando la fortaleza del yen de los últimos días.

Con todo esto, aún no es suficiente para que Europa salga del lateral de los últimos días.

Más información sobre la apertura en nuestro vídeo diario.