Se espera una apertura dudosa en Europa. No tienen las ideas claras las bolsas europeas.

Como factor negativo sigue presionando la tensión provocada por Rusia en Ucrania. Tras todos los incidentes de ayer, esta noche fuerzas armadas no identificadas han tomado un aeropuerto en Crimea dentro de Ucrania. Todo parece indicar que Rusia sigue teniendo pretensiones territoriales en Crimea, pese a las advertencias de la OTAN y EEUU.

Como factor positivo tenemos el cierre de ayer del S&P 500 en máximos históricos, debido a las palabras de la nueva presidenta de la FED Yellen, que como todo el mundo esperada, es una defensora a ultranza de las políticas laxas, posiblemente la que más de todos los últimos presidentes. Ayer salió con el temita de la nieve otra vez, diciendo que por la nieve podría haberse debilitado la economía y eso sonó a música celestial para Wall Street.

Hpy es fin de mes, y puede haber movimientos raros por cuadres de cartera, aunque es una leyenda urbana que estos días se manipule al alza, la estadística demuestra que es un día con las mismas posibilidades de subir o bajar que otro cualquiera. Eso sí, hay cosas extrañas, y los fondos tienden a comprar los mejores valores para salir guapos en la foto y a vender los peores.

Se espera con mucho interés a las 11 el dato de inflación de la eurozona. Se cree que la interanual va a bajar de +0,8 a +0,7% pero no se descarta la sorpresa hasta el +0,6%. Es muy importante lo que salga aquí porque si se desmadra mucho a la baja el BCE se ve obligado a tomar medidas por mandato, incluso aunque no les guste como siempre a los alemanes.

Más información en el vídeo diario de apertura.