Se espera una apertura moderadamente bajista en Europa, ante dos grandes polos negativos.

En primer lugar tenemos el mal cierre de EEUU.

Wall Street cerró finalmente el viernes moderadamente a la baja.

El Dow Jones cayó el 0,2%, el S&P 500 el 0,2% y el Nasdaq el 0,1%.

De nuevo la resistencia que le forma al S&P 500 la zona de máximos frenó las intentonas alcistas. Este nivel sigue siendo clave y está siendo vigilado por todos los operadores.

El dato de ventas de viviendas de segunda mano que fue mucho peor de lo esperado terminando en el mínimo de 18 meses dicen las crónicas que pesó, aunque inicialmente no fue tenido en cuenta por aquello de "la nieve". Ahora todo se minimiza por la nieve.  Y además no nos parece que pesara mucho porque el sectorial de constructoras subió 0,8%. Lo cual confirma la teoría de que con el cuento de la nieve cualquier dato malo es minimizado.

Más bien lo que pasó de verdad fueron tres cosas:

1- La primera ya la hemos comentado, el respeto que impone la zona de resistencias. Nadie se fía de ponerse largo tan arriba, mientras no se pase dicha zona.

2- Unas declaraciones del presidente de  St. Louis Fed  James Bullard, que dijo que la economía está más fuerte de lo que se cree (en alusión velada a la nieve :-)) y que por tanto la FED debía ser agresiva en el tapering.
 

3- Y además parece que influyó mucho la volatilidad final de la sesión por los numerosos vencimientos de opciones. Se detectaron muchas operaciones de cuadre y ajuste que terminaron por empujar las cotizaciones a la baja. Por tanto un tema totalmente coyuntural

El segundo gran polo negativo del día, es el fuerte movimiento a la baja  de la bolsa de China que ha caído en 1,8%. Y todo esto se ha debido una serie de noticias que han aparecido en agencias de noticias chinas que decían que el sector inmobiliario se estaba encontrando en un enfriamiento y con una clara contracción del crédito destinada a estos fines. Todo el sector inmobiliario chino y bancos afines se han desplomado.

Los metales están bajando con fuerza contagiados por los problemas chinos, como suele ser habitual y esto puede causar una apertura débil en los sectoriales de materiales básicos en Europa.

Puede contrarrestar esta debilidad, por un lado la subida de rating de Moody's hacia España de este fin de semana, y las declaraciones del G20 bastante agresivas en cuanto que los bancos centrales seguirán velando por una mejora del crecimiento futura.

Hoy habrá que estar atentos a la publicación del dato de IFO a las 10h en Alemania que puede dar algo de volatilidad.

Más información en el vídeo diario de apertura.