Se espera una apertura al alza en Europa

No obstante los operadores no lo tienen demasiado claro.

Al final estamos abriendo más o menos en el mismo sitio que cuando lo dejamos el jueves santo, tras el enésimo intento fallido de romper los HCH invertidos que se ven en Europa. El futuro del Dax llegó casi a 10.200 para recibir ahí otro papelón que lo deja ahora de nuevo por debajo de los 10.000. Por lo tanto pocos cambios.

Ayer la sesión de Wall Street fue poco inspiradora y con bajo volumen, dominada por la bajada de precios del petróleo, que hoy se mantiene, y por malos datos macro.

El S&P 500 se encuentra al nivel de mayor sobrecompra según algunos indicadores desde el año 2009, y la cuesta ya bastante subir. De momento en Semana Santa llevó a cabo un pull back hasta justo la media de 200, que le actuó correctamente de soporte.  Todo el mundo está pendiente de lo que haga.

A cierre de la semana pasada, los datos de ayer aún no los tenemos, las grandes instituciones seguían con saldo comprador como desde finales de febrero, pero su saldo se ha reducido bastante, es decir muchos de ellos están tomando beneficios por esta zona.

Los metales están subiendo en Asia y esto puede ayudar a las mineras europeas, que podrían ser el motor de las subidas iniciales, aunque insisto en que hay bastante cautela.

Hoy todo el mundo estará atento a las palabras de Yellen en Nueva York por si vuelve a manifestar alguna opinión sobre las subidas de tipos de interés.

Desde el punto de vista corporativo:

Es noticia Shell ante comentarios de que podría vender activos en el Mar del Norte.

Volkswagen llama a 5.600 coches eléctricos en EEUU a revisión.

BAE Systems consigue un contrato de 300 millones de libras

En cuanto a datos macro en Europa, a las 10h confianza del consumidor de Italia y a la misma hora M3 de la eurozona.