Se espera apertura en Europa moderadamente bajista. Estos son los factores a considerar.

1- Wall Street ayer cerró una sesión insípida, donde volvió a atacar la media de 200 del S&P 500 donde se empotró una y otra vez pero no consiguió rebasarla un día más. El sectorial de consumo salvó los muebles porque el de energía estuvo bastante débil.

En general pocos operadores tenían ganas de líos, ante la reunión de la FED de mañana. No era día de romper resistencias con esa cita tan cercana.

Ya saben que hasta hace poco se descontaba solo una subida más en el año, pero tras los últimos datos macro, que han ido mejorando se teme que puedan ser dos o tres subidas.

2- El Nikkei ha bajado el 0,68% algo desencantado por los comentarios del Banco de Japón que ha suprimido toda mención de que vaya a bajar más aún los tipos, dentro del territorio negativo, aunque sí ha dejado la puerta abierta a más medidas. No obstante, no ha terminado de convencer.

3- El petróleo sigue siendo un factor negativo claro, ya que esta mañana vuelve a las bajadas claras, y ya son dos días cayendo bastante fuertemente, lo que no va a venir nada bien, para el sector petrolero europeo, en cuanto abra.

4- Con todo esto el futuro del Dax lleva 3 días acosando la zona psicológica clave de los 10.000, pero sin poder con ella. Es vital que la rompa para empezar a confirmar un HCH invertido, que de momento sigue sin estar confirmado.

Vamos con la actualidad corporativa.

Michelín habla de mejoras en las ventas en el mercado europeo.

Safran presenta previsiones muy prudentes

Sainsbury por primera vez en dos años, da una mejora en sus ventas trimestrales.

Roche. Recibe buenas noticias de uno de sus medicamentos en EEUU

Volkswagen. 300 grandes inversores institucionales presentan una demanda.

Deutsche Telekom, lanza una emisión de bonos con mucho éxito.

En cuanto a datos macro europeos:

Sólo a destacar a las 11h empleo de la eurozona.

Más información en el vídeo de apertura.