Se espera una apertura moderadamente a la baja en Europa. 

1- Abrimos a la baja contagiados por la caída del 2,5% del futuro del nasdaq el viernes. El resto de índices no se vio afectado por la fuerte subida de financieras, que descuentan subidas de tipos esta semana, y el sector de energía. 

Pero las tecnológicas tuvieron muchos problemas, debido a la caída de Apple. Este valor es gigantesco y tiene una enorme influencia en todos lados. Sobre las seis y media de la tarde empezaron a correr rumores negativos sobre los microprocesadores de sus iphone de este año, diciendo que tenían menos velocidad de descarga que los de la competencia y el valor empezó a caer. Su caída fue replicada como un clon por todo el Nasdaq. 

Ahora nos contagiamos en apertura de todo esto. 

2- Los activos refugio tradicionales no están activados por el momento, por lo que tampoco parece peligrosa la bajada de momento. 

3- Hay un factor político favorable que podría pesar después y es el hecho de que finalmente Macron también ha tenido buenos resultados en las elecciones legislativas francesas. Tras las presidenciales también ahora le han ido bien las cosas en las legislativas, con lo cual tiene una cómoda mayoría para poder desarrollar su programa, y finalmente no hay partidos extremistas ni de derecha ni de izquierda con demasiada capacidad de influencia. 

4- El petróleo remonta posiciones, aunque nadie tiene muy claro, hasta donde puede llegar, pues cada vez cala más el sentimiento entre los operadores de que con las medidas actuales de la OPEP no hay suficiente para liquidar los grandes inventarios de petróleo existentes.