Se espera una apertura a la baja

1- Y es que los mercados están nerviosos ante la triple cita del jueves: 

Por un lado la reunión del BCE, de la que podría salir un endurecimiento del lenguaje sobre su política monetaria laxa. 

Por otro lado, porque el jueves son las elecciones en UK; y según los sondeos a May le ha salido el tiro por la culata, se pensaba que iba a ampliar escaños en el Parlamento y los sondeos casi empate. Aunque ya sabemos por amplia experiencia que los sondeos en este país no suelen acertar. 

Y sobre todo porque el jueves el ex director del FBI comparece ante el Congreso en EEUU para declarar en relación a los enredos que se trae Trump con los rusos. Este factor es muy importante, y está provocando una caída general del dólar y una subida del yen, que ya saben tiene una alta correlación negativa con las bolsas. Otros valores refugios como el oro y los bonos andan activados. 

Esta triple cita va a mantener a todo el mundo bastante cauto. 

2- Ayer Wall Street cerró en negativo, muy lastrado por la bajada de 0,98% de Apple, ya que el mercado entendió que las novedades expuestas en la conferencia anual de desarrolladores no fueron de demasiado calado. Además tuvo alguna rebaja de recomendación de brokers. 

Quien si lo hizo bien fue Google, (Alphabet) que rompió la barrera psicológica de los 1.000 dólares. 

3- La noche en Asia ha sido floja con el Nikkei cayendo casi el 1%

4- Se sigue mirando al petróleo con lupa, tras la ruptura de relaciones diplomáticas entre Qatar y Arabia Saudita, que se teme pudiera poner en peligro los acuerdos de reducción de la producción.