Se espera una apertura moderadamente a la baja


1- Ayer Wall Street tuvo un día disperso con el sector petrolero lastrando mucho las cotizaciones. Al final, otro doji en el S&P 500 que no pudo con la media de 50 días que ahora le actúa como resistencia. 

2- La lectura del libro beige, mostró a una FED bastante prudente, que habla de crecimiento moderado, y de una inflación limitada, que no espera llegue demasiado lejos. La verdad es que va a depender mucho del petróleo, y este por el momento no tiene pinta de ir demasiado arriba. 

3- Y es que el petróleo es el protagonista indiscutible de la sesión, tras del brutal desplome de cerca del 4% después de la publicación del dato de inventarios. Bien es cierto, que el dato salió algo peor de lo esperado, y que se dio dato de producción de petróleo en EEUU al alza, pero la reacción parece bastante desproporcionada. Posiblemente lo único que pasa aquí, es que el petróleo está superlateral desde hace muchos meses, y en cuanto se acerca más o menos a la zona de techos de ese lateral, en el entorno de 55 los papelones no se hacen esperar. Nadie cree que de momento pueda pasar esa zona de techos. Y si lo hace habría mucho más papel esperando cerca de 60. 

4- La situación respecto a las elecciones francesas evoluciona ligeramente a mejor, tras una encuesta dada esta noche según la cual la diferencia entre Melenchon y Macron que ahora mismo es la clave para el mercado, sería ya de 6 puntos. Parece difícil que el candidato de extrema izquierda pudiera llegar a la segunda vuelta. Recordamos que el escenario peor para los mercados sería una segunda vuelta Le Pen- Melenchon, que de momento no parece fácil. 

5- Dólar bastante estable

6- En Asia muy pocos cambios con un Nikkei que ha cerrado prácticamente plano. 

 

Más datos en el vídeo diario de apertura. Información corporativa y macro en artículo aparte