Se espera una apertura alcista en Europa. Factores a destacar.

El gran motor alcista del día vuelve a ser la subida de EEUU. La excusa fue el buen dato de ISM de manufacturas. La realidad, que sigue coleando lo que dijo Yellen sobre la política laxa que ha sido interpretado como que la subida de tipos de interés e incluso el fin de la QE podría retrasarse más de lo que se pensaba.

En cualquier caso Wall Street está metido en una dinámica de que a la más mínima bajada entran los que se han perdido la subida muy difícil de erradicar. Ayer entró el dinero con violencia en todos los sectores que están muy sobrevalorados y que se habían visto afectados por la corrección de días previos. Entre ellos biotecnología, tecnológicas, el Russell. En dos días, casi ha vuelto a subir todo esto lo que había corregido.

Por lo demás el yen débil, lo que favorece al Nikkei que cierra subiendo el 1,04%. Todo el mundo fomentando su recuperación con su divisa baja, menos en la eurozona que somos más papistas que el Papa, y tenemos a contracorriente el euro fuerte.

También las bolsas europeas siguen descontando que ante la inflación baja el BCE hará algo, aunque las posibilidades de que esto ocurra a corto plazo, son bajas, ante la habitual previsión nein de Alemania.

La tendencia a corto sigue siendo alcista, pero aún no hemos salido de los laterales de días anteriores. Más información en el vídeo de apertura.