Se espera una apertura confusa y muy sensible a cualquier titular por la constante aparición de malos datos macro y, por consiguiente, una espera nerviosa a la reunión del BCE de hoy. No se espera que haya sorpresas y precisamente, ante los malos datos macro, esa inacción es la que puede poner más nervioso al mercado. Recordemos que las TLTRO entran el mes que viene y puede que el BCE quiera esperar a ver si esas medidas ayudan antes de dar pasos más contundentes.
Ayer tuvimos una sesión complicada otra vez por el gran número de factores que nos afectaron, pero esta vez hubo unos pocos que sobresalieron del resto.
 
En la parte en donde Europa está sola, las noticias sobre el fuerte incremento de los efectivos apostados en la frontera con Ucrania por parte rusa fueron lo más negativo, ya que la OTAN y Polonia ven que Rusia puede utilizar una excusa humanitaria o labores de mantenimiento de la paz para invadir el este de Ucrania.
 
Por otro lado, los datos macro siguen dando disgustos. Si hace poco poníamos el acento en Grecia y los problemas que nos podría dar en el medio plazo, ayer todos los focos se pusieron sobre Italia. Recordemos que su PMI de servicios fue uno delos muy pocos que bajaron y ayer, nada más comenzar la sesión, la prensa del país avisaba de que el PIB del Q2 sería negativo -0,1%. Se quedaron cortos, porque fue -0,2%, y al tener el Q1 en negativo, Italia entraba otra vz en recesión.
 
El dato anterior está dando mucho de sí en cuando a comentarios en todas partes e incluso se utiliza para comentar que Europa nunca ha salido de la recesión. Muestra del nerviosismo reinante lo tenemos en el mercado de deuda con unos bonos a 10 años de Alemania que marcan un mínimo histórico en el 1,1%. Hoy tenemos subasta de España, veremos qué pasa con la rentabilidad y demanda.
 
La realidad es que la espiral de daño con Rusia-Occidente sólo ha comenzado.
Hablando de daños, ayer también supimos que Rusia va a prohibir la importación de productos agrícolas de países que les hayan sancionado y ya vimos los primeros movimientos, como prohibir a Rumanía y aumentar a Brasil. De todas formas, esta noticia no generó un aumento de presión en los mercados sino lo contrario, porque la medida parece ser que sólo será para 1 año, algo positivo si lo que se tiene en mente es, por ejemplo, una situación de guerra fría de duración indefinida. Para concretar un poco más, la importaciones desde EEUU se van a prohibir todas y desde l a UE las frutas y verduras, siendo Rusia nuestro mayor importador.
 
Wall Street ayer de media acabó plano con un punto base positivo en los bancos, con el índice de Filadelfia de bancos subió un poco, +0,19%, y se mantiene en el entorno de la SMA200. La excusa fue que la FED no tiene objeciones a los planes de capital de Bank of America, así que prestos anunciaron una subida de dividendo a +0,05$, lo que impulsó a todos los bancos al alza. El SPDR financiero subió +0,41%.
 
El sector de telecos no tuvo el día en EEUU ya que Sprint bajó los brazos y abandona la compra de T-Mobile a DT Telekom por el “muro” regulatorio, así que se desplomó -18,96% y la alemana bajó más del -2%.
 
Otro protagonista negativo de la sesión, al hilo de lo anterior, fueron la cancelación de operaciones de M&A. Walgreen se desploma -14% no comprará totalmente una cadena de farmacias en UK para poder cambiar el domicilio fiscal y se quedará en EEUU, así que el mercado le quita las ganancias potenciales de ese movimiento. También la 21th Century Fox no quiere comprar a Time Warner. En general estas noticias son negativas porque siempre se acaba pensando que el motivo es porque ya no hay confianza en el medio plazo o porque las condiciones financieras en ese plazo van a cambiar a peor.
 
En el plano técnico, en gráficos de días con nocturno, tenemos que el futuro del EX50 y del DAX tenemos karakasas con volumen alto  en sobreventa. Esto es una muestra de interés comprador, pero más que para rebotar parece que han echado el freno por el evento principal del día que es la reunión del BCE, así que tras los datos de Italia, todo el mundo está pendiente a ver si tenemos sorpresa. En caso de tenerla positiva, ojo con esas muestras de interés comprador.
 
En el plano empresarial tenemos:
 
Nestle da resultados peores de lo esperado.
 
Commezbank da resultados peores de lo esperado pero hay un punto positivo en la bajada de los préstamos con problemas.
 
DT Telekom tiene resultados que han sido mejores que los del año pasado por su filial en EEUU, T-Mobile.

Rio Tinto da resultados mejores de lo esperado.