La apertura Wall Street ha sido exactamente como se esperaba en los futuros sobre el Globex, alcista siguiendo la estela que ha marcado el mercado europeo apostando por esa posible solución al problema de Grecia, aunque en las últimas horas han aparecido comentarios desde los acreedores que parecen seguir recomendando cautela sobre todo este asunto.
Tanto el NYSE como el Dow Jones han recuperado lo perdido el viernes, e incluso el Nasdaq está creando un nuevo máximo y es precisamente este último el que está despertando más preocupación.

Al estar ligeramente por encima de la zona máxima creada en la burbuja .com, muchos se han puesto a investigar por dentro para saber si son fiables los pilares de esta fantástica recuperación y han encontrado cosas que les preocupan sobremanera.

La mayoría de las empresas presentan sus cifras a los inversores haciendo caso a las premisas del GAAP, pero la absoluta mayoría de las tecnológicas no lo hacen, mostrando cierta fantasía a la hora de crear los resultados empresariales, intentando dirigir la mirada a cifras interesadas.

Parece ser que hay muchísimo interés en que los inversores se fijen en el potencial crecimiento de las ventas, pero no tengan tanto en cuenta el coste real de llevar el negocio adelante, en concreto lo que se paga en compensaciones y especias a los directivos y empleados. Se han encontrado que en algunas de estas empresas tecnológicas, si se contabilizasen todos esos costes de funcionamiento, no sólo no tendrían ganancias sino que tendrían abultadas pérdidas. Estos descubrimientos hacen que se refuerce la sensación de que el sector tecnológico es una máquina de concentración de riqueza pero no de generación de la misma, ya que hay demasiadas empresas que requieren muy poco personal para mantenerse en pie. Este tipo de descubrimientos lo único que haces incrementar la sensación de que se está viviendo una segunda burbuja que nadie se atreve a ponerle fecha y que muchos aprovechan mientras dure la corriente.

nyse


Seguimos pendientes de la situación macroeconómica de estados unidos para saber si la reserva federal subirá los tipos en septiembre o esperar más tiempo para poder hacerlo, y hoy, dentro de lo escaso que tenemos el apartado macroeconómico, dentro de unos minutos tendremos el de las ventas de viviendas de segunda mano, que necesitamos sea cuanto más alto mejor para seguir mostrando la buena salud del sector inmobiliario.