Se espera una apertura confusa repartida la atención al 50% entre los resultados empresariales, los de Apple en concreto, y la espera al FOMC para saber más sobre la influencia de las divisas en los mercados.
A uno ya le da cierto apuro comenzar una nueva sesión en Wall Street diciendo que puede ser complicada, pero es que la realidad es que estamos metidos en una temporada de resultados en donde poco a poco van salpicando otros eventos que puede cambiar la situación, y esta semana es especial y complicada, no sólo por la cantidad de resultados empresariales que estamos conociendo, sino por un evento aparte de este último que está focalizado en la Reserva Federal.

Dentro de los resultados empresariales estamos viendo que prácticamente todos tienen una coletilla diciendo que la subida del dólar está haciendo daño a sus resultados y algunos de ellos han tenido que modificar sus perspectivas de beneficios para todo el año por este motivo, así que todos los ojos están pasando a ver el comportamiento del euro dólar, pues la debilidad de este último puede hacer que se equilibre la situación entre Wall Street y Europa.

Recordemos que Europa tuvo el apoyo del Banco Central Europeo con ese programa cuantitativo que debilitaba muchísimo la moneda única y que se ha visto cómo ha apoyado de forma positiva este factor a los resultados de la zona, más o menos en la misma cantidad que el dólar ha dañado los americanos.

Sin embargo, el programa cuantitativo no puede durar para siempre, y la longitud del mismo está dictaminado por la perspectiva de inflación y esa perspectiva apoyará o dejará de apoyar en el corto plazo la cotización del euro.

Además, el desarrollo de los precios de las materias primas son uno de los factores que quita o pone inflación, así que cuanto mayor sea el precio del crudo, por ejemplo, más presión para la inflación habrá en todo el planeta, pero si el dólar apoyase debilitándose, el apoyo que ganarían las materias primas haría que esa rueda que nos ha estado beneficiando durante los últimos tiempos, cambiase de dirección, haciendo que el daño a las empresas norteamericanas por el precio del dólar, se convirtiese en daño a las empresas europeas por una recuperación del euro.

En resumidas cuentas, mientras vemos el daño de las divisas en Wall Street y el apoyo de las divisas en Europa, todos los ojos van a pasar otra vez a la siguiente reunión de la Reserva Federal en donde todo el mundo está buscando algo de concreción con respecto a lo que va a pasar con los tipos de interés.

Recordemos que últimamente no estamos teniendo más que datos macro malos en EE.UU. que han reducido la perspectiva de una subida de tipos no sólo temprano, sino también en las fechas que se esperaba, lo que ha favorecido una debilidad del dólar. Pues bien, ahora todo el mundo busca que haya más claridad a la hora de poner una fecha a esa primera subida de tipos de interés o incluso que se posponga, ya que hemos visto hoy que el producto interior bruto del primer trimestre de Reino Unido ha salido peor de lo esperado, y como los británicos han seguido un camino paralelo al de sus primos norteamericanos, ese problema de crecimiento puede aparecer en el primer trimestre en Estados Unidos.

Por otro lado, la espera a la Reserva Federal va a tener que dividirse a la reacción de los resultados de Apple de ayer tras el cierre que han quedado mejor de lo esperado, y dado que tiene una alta ponderación en muchos índices, hay que estar atentos para saber si será suficiente para acabar de romper la resistencia de los índices más importantes o esa reacción, en forma de carta, se guardará para usarla una vez tengamos más cosas sobre la Reserva Federal.
Los resultados que hemos conocido hoy:

El movimiento en preapertura:

Apple sube 1,5% tras resultados.

Ford baja 0,6% tras resultados.

Merck sube 4,5% tras resultados.

Bristol-Myers sube 1,67% tras resultados.

Aetna sube 2% tras resultados.

Orange, baja 2,8% tras resultados.

Applied Materials, rebota 1% tras el desplome del 15% de ayer

- UPS presenta resultados de +1,12$, mejores de lo esperado que eran +1,09$.

- McGraw Hill presenta resultados de +1,1$, mejor que el +1$ esperado y mejor que los del año pasado que fueron +0,89$. Ajustados son +1,09$.

Las ventas suben +6,4% a 1.270 millones de dólares, justo lo esperado.
- Whirlpool presenta resultados de +2,38$, mejores de lo esperado que eran +2,34$

- Merk presenta resultados de +0,33$, bajando desde los +0,57$ del año pasado. Ajustados son +0,85$, mejor de lo esperado.

Reduce la amplitud de la horquilla de beneficios para todo el año y además la mejora.

Las ventas bajan hasta los 9.400 millones desde los 10.300 del año pasado, pero mejores de lo esperado.

Las divisas también dañan porque se cuentan para todo el año en pérdidas de -0,27$ por acción

- Pfizer presenta resultados de +0,38$, peores de lo esperado que eran +0,49$ pero mejor que los del año pasado que fueron+0,36$.

Las ventas bajan a 10.900 millones desde los 11.400, ligeramente mejores de lo esperado.

Estrecha la horquilla de previsiones de ventas para todo el año.

Ford presenta resultados de +0,23$, peor de lo esperado que eran +0,26$ y peor que el año pasado que fueron +0,24$.

Las ventas bajan -6% desde el año pasado a los 33.900 millones de dólares.

En datos macro tenemos que el Case Shiller sube más de lo esperado, así que es una buena noticia para la economía, sobre todo tras los múltiples malos datos que hemos estado teniendo.

Esto no acaba aquí, ya que tenemos a las 16h00 el de manufacturas de Ritchmond.