Se espera una apertura en Wall Street alcista mirando de frente al FOMC de dentro de un par de días que pueden generar cambios de tendencia de corto plazo mientras el mercado se prepara para lo que tengan que decir. La semana comienza con datos macro importantes y la capacidad de movimiento se recupera.
 Cerramos la semana posterior al dato de creación de empleo de Estados Unidos y empezamos ya con otra en donde los datos macro en ella empiezan a acelerar y ser generadores de movimiento.

La primera referencia importante la hemos tenido justo antes de la apertura del mercado y es la producción industrial y la capacidad industrial en uso. La producción industrial sube menos de lo esperado en febrero, la capacidad de las fábricas disminuye y las manufacturas siguen bajando cuando se esperaba mejora si las fábricas fabrican en dólares y se exportan, tiene sentido, junto con el mal invierno, que es ya un cásico.

Lo siguiente va a ser el importante índice de confianza de las constructoras NAHB y que no está pasando por sus mejores momentos.

El índice inmobiliario de Filadelfia acabó la semana con ligera subida aunque por debajo de los máximos de 2015, manteniendo el impulso alcista desde la zona de mínimos de 2014 con un MACD semanal que todavía no se ha cruzado a la baja y conserva la señal alcista creada en la parte final de octubre.

Pero por encima de todas las citas de datos macro, la cita que brilla con luz propia es la del miércoles por la tarde en donde tendremos el resultado de la reunión del FOMC donde se espera que haya alguna referencia al comportamiento del dólar, que está fortaleciéndose muchísimo y se teme que acabe haciendo cierto daño a la economía del país.

Hoy, en el artículo de situación intradía, hemos visto las correlaciones y efectos de un dólar fuerte en Wall Street, y cuando las exportadoras se ven dañadas por la fortaleza del dólar, el consumo interno es el que coge el relevo al ayudar a las importaciones. Aquí es donde viene uno de los problemas que vimos en el dato de creación de empleo, la escasa mejora de los salarios, que es el principal factor que amenaza la fortaleza y sostenibilidad de la recuperación económica, ya que si no se aumenta el salario, el poder de compra real de la economía no avanza tanto como debiera.
En el aspecto técnico, tanto el NYSE, como el SP, como el NASDAQ y el Dow Jones siguen lejos de los máximos, buscando algo que les generen movimiento y puede ser precisamente esa cita del miércoles la que puede realizarlo.

Una vez más, tendremos problemas en el sector de la energía, ya que el crudo vuelve a tener problemas fuertes y esta hora cae algo más del 1% el de referencia en Estados Unidos, acercándose a la cota de los 44,00$.

Precisamente, hoy la OPEP ha dicho que la producción de Estados Unidos podría empezar a caer a finales de este año, lo que hace ver que Oriente Medio va a mantener la producción para acabar de estrangular a la industria norteamericana. Sin embargo, la agencia internacional de la energía dice que la producción en Estados Unidos podría frenarse en la segunda mitad del año. La diferencia entre ambos está en los términos utilizados, un frenazo contra un descenso. La diferencia de percepciones está servida y la confusión en el mercado también, aunque parece que todo el mundo se está quedando con que Oriente Medio va a seguir manteniendo su cuota de producción.

Si miramos el gráfico del sector de la energía en el SP 500, veremos que el viernes tuvimos un nuevo descenso pero cerramos lejos de mínimos con un repunte de volumen mientras ya tocábamos ligeramente la sobreventa, lo que es una nueva muestra de interés comprador que va a intentar otra vez poner un freno a los descensos, pero hoy el crudo está cayendo otra vez, así que debemos tener muchísimo cuidado.

xle


wti


Por otro lado, hay cosas que sirven de apoyo a los mercados, como los comentarios del Presidente chino diciendo que hay margen para apoyar a la economía, aunque haya dejado entrever dudas de poder sostener el 7% de crecimiento objetivo para 2015. Estamos en la época del programa cuantitativo en Europa, así que cuantas más partes del mundo se sumen a los estímulos, mejor.