Se espera una apertura a la baja en Europa como extensión a los problemas que tuvimos el viernes con el referéndum en Reino Unido, esperando acontecimientos, rebajas de recomendación, precios objetivo, etc., y la presentación de los planes y hoja de ruta que hay que seguir de ahora en adelante. Dado que el viernes tuvimos una fuerte bajada, todo el mundo está mirando a ambos lados del gráfico, ya que se está pendiente de que pueda producirse un rebote en algún momento.
 
Comenzamos la semana en Europa con una sesión extraordinariamente importante porque seguimos teniendo eventos en la esfera política que va a tener repercusión en los mercados financieros.
 
El viernes tuvimos el susto monumental de ese referéndum de Reino Unido en donde se votó la salida de la Unión Europea y que generó un verdadero terremoto en los mercados de todas partes, pero es que no ha terminado aquí. El shock que ha recibido la ciudadanía más europeísta, y mucha de la juventud, concentrada en Londres, ha generado tal desequilibrio político que muchos ya consideran que Reino Unido, en este plano, se ha metido en un auténtico caos. La expulsión de la Unión Europea se necesita que sea rápida para que la incertidumbre dure lo menos posible y se construya un marco legal sólido de relaciones comerciales entre el resto de Europa y Reino Unido, para que las empresas puedan retomar sus planes de inversión ajustados a la nueva realidad de estas relaciones.
 
Sin embargo, se está levantando, o está comenzando, una verdadera batalla contra ese referéndum en todos los frentes, incluso buscando maneras de poder anular dicho referéndum, sobre todo desde Escocia, que es la que más se siente traicionada pues el suyo de independencia fue muy influenciado por la posibilidad de abandonar el club europeo.
 
La semana pasada los mercados tuvieron un fortísimo descenso pero nos dejaron un mínimo muy significativo que es ahora nuestra referencia. Todo lo que sea estar navegando por encima de ese mínimo nos deja una situación más o menos controlada, pero si lo perdiésemos, entonces el peligro volvería otra vez a ser muy patente.
 
De ahora en adelante, el foco pasa a los datos macroeconómicos de los próximos meses, pero que se empezarán a conocer dos meses más tarde porque van con retraso. Es muy importante ver si todos los datos macroeconómicos de las empresas para medio y largo plazo se mueven algo y se atisba una parada de la inversión precisamente por el lío político de las relaciones que se deben abrir de ahora en adelante entre Europa y Reino Unido. Además, hay un trío importante que será muy mirado con lupa consistente en los presidentes del Banco de Inglaterra, de la Reserva Federal y el BCE.
 
Por último, una vez conocido el resultado del referéndum en Reino Unido, todo el mundo pensó que George Soros se había colocado corto con respecto a la libra, pero un portavoz dice que ha estado largo, pero como tiene una visión general bajista de los mercados, se pudo beneficiar de los movimientos en otros mercados.
 
Pero esto no queda aquí, ya que el factor que se añade a la situación son las elecciones en España que se celebraron en el día de ayer. También están corriendo ríos de tinta por los resultados, ya que no han salido ni de broma lo que se esperaba, también con cierta diferencia entre el resultado final y las encuestas, por lo que se incrementa un poco más las dudas sobre este método, que ya quedó en entredicho con las elecciones generales de Reino Unido.
 
Hoy Osborne, ha dicho que el resultado del referéndum no es lo que él esperaba, pero respeta el resultado. Considera que es inevitable que la economía británica tenga que ajustarse a dicho resultado. Dice que tanto el Tesoro, el Banco de Inglaterra y la FCA tienen planes de contingencia. Advierte que no es una situación fácil pero que no se debe subestimar su capacidad. Por último, en la relación con Europa, dice que solamente se debería activar el artículo 50 cuando los planes estén claros.
 
Como es de esperar, el sector bancario es el más vigilado y hoy no tenemos buenas noticias ya que JP Morgan ha bajado el precio objetivo a Santander, CaixaBank, Sabadell, popular, BBVA y Bankia.
 
El Partido Popular amplía su victoria con respecto a las elecciones de hace seis meses y todo el frente de izquierdas parece que ha encontrado su techo, por lo que la prensa empieza a presionar para aceptar la realidad y aparezca un gobierno que vuelva a poner en marcha el motor institucional en momentos de alta incertidumbre internacional.
 
En cuanto a datos macro en Europa hoy tenemos:
 
10h00: indicadores monetarios de la zona euro.
 
11h35: Subasta en Alemania 12 meses.
 
Como podemos ver, hay muy poca cosa, y en Estados Unidos tampoco estamos muy boyantes, ya que lo más importante que tenemos, dentro de lo poco importante, es el balance comercial de bienes, el índice de manufacturas de negocios de la Reserva Federal de Dallas y el más importante es el PMI de servicios.
 
Por último, debemos seguir muy atentos a los acontecimientos tras el desplome del viernes pasado de los mercados, porque ahora empezarán a salir los cambios de recomendación de los bancos, brokers, agencias de calificación, etc. y eso puede generar movimientos importantes. Como muestra, Interanational Consolidated Airlines tiene un recorte de precio de Credit Suisse y lo elimina de su lista de atención.