Se espera una apertura confusa en Europa por la mala influencia de los resultados de Google e IBM y en donde se está ya más pendiente de las vacaciones que de otra cosa.
 Sesión positiva la de ayer en los mercados con un Wall Street que rebotó entero con el Nasdaq tocando la SMA200 y dándose la vuelta de forma brusca el día anterior, por lo que tuvimos continuación de ese movimiento en el día de ayer.

A esa SMA200 del Nasdaq hay que añadir una envolvente alcista en el Dow Jones, lo que también ayudó lo suyo.
Pues bien, con la mejor de ayer el SP 500 ya está en positivo en lo que va de año ayudado por el dato de PIB mejor de lo esperado de China, aunque en realidad sólo se confirma el descenso de su economía porque el dato es el más bajo en muchos meses.

También, el dato de producción industrial de EEUU ayer ayudó lo suyo.

Un disparo alcista que ha gozado de soporte por parte de la reserva federal porque Yellen ha vuelto a decir que la decisión sobre los tipos de interés depende del empleo y de la inflación. Esto gustó mucho porque se dijo explícitamente la inflación, una de las dos incógnitas de la ecuación que está dañada, por lo que mientras no esté afinada, el empleo puede mejorar tranquilamente sin suponer tanta amenaza como lo fue antes. En este sentido tenemos una situación similar en Reino Unido, ya que el desempleo se ha colocado por debajo del 7%, la zona que puso el BoE para subir tipos, así que es posible que en breve ajusten algo sus “disparadores” porque todo el mundo reconoce que se ha llegado demasiado pronto.

La contrapartida nos la dio el mercado inmobiliario, con mal dato de construcción de viviendas y peor de permisos de construcción, algo en consonancia con el mal NAHB. Si sumamos los dos datos, ya fuera del famoso invierno, tenemos que han empezado a aparecer dudas acerca de que sea el invierno el que ha frenado al mercado inmobiliario. En este sentido tenemos una pista, ya que dentro del dato de refinanciaciones esta semana hemos tenido un aumento considerable y bajada de tipos, por lo que uno de los problemas es precisamente la subida de tipos que hemos sufrido, algo por otro lado evidente.

En cuanto a la temporada de resultados, Bank of America presentó pérdidas por los descomunales gastos legales por su actuación en la crisis pero Yahoo! fue el mejor con más del +6% pero no por las cifras que presentó, sino por lo que se lleva de la buena actuación de Alibaba, de quien tiene más del 20%.

Hoy es el último día de la semana antes de las vacaciones y mañana es el tercer viernes del mes, por lo que el vencimiento de opciones mensuales es hoy. Precisamente esto casa con el rebote de todo hace tres días.

Durante el rebote, nadie ha dicho ni mu de la tensión en Ucrania, y eso que ha habido motivos como el aumento del despliegue de la OTAN en la franja del Báltico o todo el incidente de ayer en Donetsk con unos blindados de bandera rusa que no está claro que no sean ucranianos y se hayan cambiado de bando, pero hoy parece que toca hacer caso a todo esto para hacer una parada… justo el día del vencimiento mensual.

Hoy, como factores negativos, tenemos los resultados de Google, de IBM, malos, o un profit warning de SAP en Alemania.

Debemos estar muy atentos porque el sector tecnológico empieza a tener los pies de barro y no se descarta que tengamos otra burbuja tecnológica en el sentido de que todo lo relacionado con internet, smartphones, etc, han gozado de crecimiento exponencial pero sólo basado en la expansión, y esa expansión debe alcanzar su fin en algún momento. Cuando lo haga, todo el entramado debe ganar dinero con las renovaciones de todo y ahí está el problema, porque el ritmo no es igual al de expansión y eso afectará brutalmente a las valoraciones de estos sectores. Para muestra, la bajada de beneficios de Samsung. Recordemos que Facebook entre otros andan buscando poder ofrecer internet a zonas de África para poder seguir creciendo, porque las renovaciones no son ningún futuro.

Algo que estamos viendo mucho esta temporada de resultados son las advertencias de problemas por movimientos en el mercado de divisas. SAP lo ha dicho y muchas otras también, por lo que es posible que el año no acabe dando las cifras esperadas y eso hace difícil tener base para seguir creciendo en los precios.