La apelación de los bancos españoles al BCE queda en julio en 160.699 millones de euros frente a los 174.453 del mes anterior.