Es una de las mejores del súper sector de recursos básicos subiendo casi un 3% e intenta compensar el descenso del 4% que está teniendo Fresnillo.

La razón de la mejora es la presentación de los resultados y en concreto su dividendo. Con respecto a éste, queda un final de 0,861$ que hace que el dividendo de todo el año sea 0,95%. Vale que es un -3,6% más bajo que el año pasado, pero es que el retorno se ha disparado, muy por encima de lo estipulado anteriormente, lo que ha gustado mucho.
Las ventas descendieron un 11% y el Ebitda tuvo un descenso del 30%, todo culpa de un fuerte descenso de los precios del cobre, incluso con un aumento de la producción de este metal del 1,6%.