En los próximos días se va a producir el resultado definitivo del acontecimiento que más está influyendo en los mercados actualmente y puede que uno de los más importantes en los últimos años, el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea, el conocido Brexit.
 
Un inversor a medio o largo plazo, y sobre todo a largo plazo, no debe dejarse influenciar por los vaivenes de los mercados y por los acontecimientos políticos, por muy negativos o positivos que estos sean y en casos como el actual, en el que se sabe la fecha del acontecimiento como también puede pasar en unas elecciones, el inversor no debe jugar con su dinero a unos resultados electorales y debería asegurar sus carteras para que estos resultados no influyan en su patrimonio.

Los analistas están diciendo que, en función del resultado de un referéndum en el que las encuestas dan empate técnico, las Bolsas pueden caer un tanto por ciento elevado, o subir. Un inversor no puede someter sus ahorros a estas expectativas y tampoco puede ser obligado a vender sus acciones y quedarse en liquidez ya que eso le puede producir unas consecuencias fiscales no deseadas por unas posibles plusvalías o minusvalías.

Afortunadamente hoy contamos con instrumentos, que, por muy poco dinero, nos pueden permitir ver los resultados de los acontecimientos políticos tranquilamente sentados delante de nuestro televisor y sin preocuparnos porque la bolsa baje un porcentaje que en otro caso no nos dejaría dormir durante unos cuantos días.

Veamos un ejemplo de cómo asegurar nuestra cartera con un coste mínimo. Veamos el ejemplo más sencillo en el que haríamos una cobertura totalmente neutra para que nuestra cartera ni se beneficie ni pierda, sea el resultado que sea, y veamos sus costes.

Imaginemos que nuestra cartera está compuesta por un solo valor (este ejemplo se puede trasladar a múltiples valores), nuestra cartera está formada por 20.000 acciones de BBVA cuya cotización a día de hoy es 5.08 €, es decir tendría un valor de 101.600 €.

Utilizando CFDs que coticen DMA, es decir que sus precios de venta y de compra repliquen al de la acción sin que el broker incremente el spread, podemos vender el mismo número de CFDs que tenemos de acciones de tal forma que ante una bajada de la bolsa, por muy brusca que esta sea, nuestras cuentas estarían compensadas y no perderíamos nada de nuestro patrimonio.

Veamos como funcionaria en este ejemplo con una caída del 20% ante un resultado de este acontecimiento político:

En primer lugar, veamos cual es nuestra composición de la cartera a día de hoy (precios simulados)

1

 
Y ahora supongamos que un resultado del referéndum (o de cualquier otro acontecimiento político que podamos prever) provoquen en el mercado una bajada del 20%. Esta sería la situación de nuestra cartera.

c2


Como hemos comentado, “jugar” a resultados electorales con nuestras inversiones no es muy acertado, por tanto, vamos a cubrir nuestra cartera con CFDs y luego veremos los costes de esta cobertura.

Asi quedaría nuestra cartera cubierta con CFDs comprados con DMA (Acceso Directo al Mercado).

c3


Y esta sería la situación posterior al referéndum con una bajada del 20% en los mercados (o con cualquier otra).

c4

 
Como se ve la operación es muy sencilla, únicamente hay que cubrir las posiciones con CFDs comprando estos en el sentido inverso a nuestras acciones, es decir si tenemos acciones de un valor vendamos CFDs de ese mismo valor.

Esto es lo que hace cualquier inversor institucional ante un acontecimiento previsto, asegura su cartera para que situaciones ajenas a tu inversión no influya.

Pero esta información no sería suficiente si no conociésemos cuales son los requerimientos y costes para poder realizar esta cobertura. Si seguimos con el ejemplo anterior, con una cartera de 101.600 € en acciones de Telefónica y suponiendo que queramos cubrir nuestra cartera por un máximo de 15 días así serían los costes (hemos tomado para hacer esta simulación los costes en GPM Professional Broker)

c5


Es decir, si disponemos de un saldo en nuestra cuenta de 10.743 € para que nos sirva de garantía y estamos dispuestos a abonar menos de 72 € de comisiones y 5.47 € por cada día que mantengamos nuestra cobertura podemos despreocuparnos de cualquier acontecimiento político que veamos en el horizonte por muy perjudicial que sea. Incluso podemos irnos de vacaciones tranquilamente sin leer el periódico.

Lógicamente también, mediante una política de stop loss podríamos, incluso, beneficiarnos de un resultado favorable.

Este planteamiento siempre es válido en Brokers que ofrezcan unos precios en sus CFDs que no se separen de los precios de la acción y que den la suficiente liquidez y solvencia.

En resumen, que los acontecimientos electorales no influyan en nuestras inversiones.

Carlos Mangana.