La FED sigue con el tapering al ritmo previsto y no toca tipos. Realmente todo lo que ha hecho está dentro de lo esperado, y el comunicado no aporta grandes novedades.

Las bolsas han reaccionado inicialmente al alza. Posiblemente están hilando muy fino y valorando sobre todo, el hecho de que a pesar del fuerte dato de PIB de hoy, han hablado de un crecimiento económico moderado solamente, y siguen hablando de un largo período de tiempo desde que finalice la QE (en octubre) y la primera subida de tipos de interés.

Han subido algo el tono de sus comentarios sobre la inflación, pero de momento no hablan de peligro.