Amper está con muchos problemas todo el día, tras pedir a sus bancos acreedores un compromiso de “standstill”. No van las cosas bien en Amper.