Veamos hoy un interesante artículo de psicología del trading del doctor Steenberger:

Tres competencias centrales que veo entre los traders de éxito

A lo largo de mi carrera, me ha impresionado cómo de diferentes son los traders de éxito en sus personalidades, sus formas de operar y sus formas de ver los mercados. Hay, no obstante, algunas similitudes que destacan entre los que se ganan la vida con los mercados:

1. Piensan por temas. Los traders consideran distintos temas según el marco temporal en que operen, pero los buenos traders sintetizan la información del mercado y llegan a una visión de cómo es probable que operen sus mercados. En vez de comprar o vender impulsivamente cuando un mercado alcanza un nuevo máximo o mínimo o cuando un gráfico adquiere un aspecto determinado, ven un tablero de ajedrez más amplio: cómo están operando el resto de mercados, cómo los marcos temporales más pequeños encajan en los mayores, etc. Esta capacidad de sintetizar datos y enmarcarlos en temas es una gran parte de lo que ayuda a los traders a entender los mercados y a desarrollar la confianza para asumir riesgos calculados en búsqueda de mayores recompensas.

2. Gestionan el riesgo. Los traders de éxito pierden y muchas veces pierden frecuentemente. Pero saben cómo perder. Definen sus pérdidas aceptables por adelantado y se aseguran de que sus mayores operaciones ganadoras les harán ganar mucho más dinero del que pierdan en sus mayores operaciones perdedoras. Mantienen bajo control las pérdidas diarias, semanales y mensuales para poder aprender de los periodos de pérdidas y volver a entrar en números positivos una vez que vuelvan a ver bien los mercados. Los traders realmente buenos tienen malas rachas como el resto de nosotros, pero no pierden mucho dinero durante esos periodos.

3. Se mantienen flexibles. Los traders de éxito tienen la capacidad de apostar fuerte por las ideas de las que están convencidos y, sin embargo, también tienen la capacidad de cambiar esas perspectivas rápidamente cuando los mercados no confirman sus expectativas. Esta flexibilidad mental es lo que permite a un trader capturar las rupturas de los rangos, así como identificar el final de las tendencias. Los traders realmente buenos practican mentalmente una variedad de escenarios de mercado; no se casan con ninguno. Esto les prepara para actuar rápidamente cuando ven desarrollarse uno de esos escenarios en tiempo real.

Entender cómo opera *usted* cuando mejor lo hace es tal vez la cosa más importante que pueda hacer para mejorar su rendimiento. Si entiende *sus* tres competencias centrales durante sus periodos de éxito, es más probable que las aproveche con mayor consistencia – especialmente si puede transformar sus mejores prácticas en reglas de trading.

Traducido del original: Three Core Competencies I See Among Successful Traders