Ya son dos aerolíenas las que van a poner más caros los billetes que se compran fuera de sus propias webs, lo que abre la puerta a que todos los intermediarios se vean afectados por esta situación, amenazando con que se extienda incluso a los hoteles.

De momento estamos por encima de la SMA200 que ha actuado de soporte, pero el rebote ha topado con resistencias y las ventas y recogidas de beneficio del mismo se empiezan a notar:
 
amateur