Hoy el HSBC le ha subido el precio objetivo a 42 €, pero si se fijan en el gráfico adjunto, es donde casi hemos dejado los máximos del año que coinciden con los máximos de 2015.
 
Aunque son buenas noticias la subida de precio objetivo, no debemos perder de vista el gráfico adjunto, ya que la recuperación desde los mínimos de 2016 ha sido espectacular pero dos indicadores están en un momento crítico. El primero de ellos es el acumulación distribución que ha guiado perfectamente la recuperación desde los mínimos del año y la pérdida de esa tendencia alcista podría favorecer problemas en el RSI, ya que si se fijan, tenemos una divergencia bajista con respecto a los máximos en este indicador de comienzos del segundo trimestre pues estuvo un poco por encima de la sobrecompra. Además, este último indicador está bajando de manera notable en los últimos días y si perdiese la directriz alcista que viene desde la sobreventa de 2016, podría favorecer recogidas de beneficio:

amadeus