Fíjense en el gráfico a días adjunto de este valor. Se ve perfectamente que en octubre del año pasado hubo un cambio fenomenal que coincidió con la entrada en sobreventa del RSI. Normalmente, en casos como estos, uno siempre está pendiente de alguna figura de vuelta precisamente por la sobreventa, y en este caso tuvimos el día 16 una gran Karakasa casi sin cuerpo al que le faltó tener un volumen significativo para avisar de un fuerte movimiento posterior, o por lo menos, el incremento de la probabilidad de la aparición de uno. Pues bien, la figura en cuestión tuvo un volumen de 4,3 millones de acciones y el día anterior de venta un volumen de 14,8 millones. El volumen fue muy bajo y eso evitó que no se enterase al trapo y con muchas precauciones.

Además, fíjense cómo está el RSI durante todo este año. Si esa situación nos dicen que es anterior a 2007, nos la creemos perfectamente.
amadeus


El truco del movimiento no apareció en el gráfico a días, sino en el de semanas. Vean ahora el gráfico adjunto a semanas y fíjense cómo en la semana que termina el 17 de octubre tocamos la media de cien semanas y además dejamos una Karakasa con un repunte de volumen realmente fuerte. Aquí es donde estaba la muestra fuerte de interés comprador que avisaba de lo que vendría después, incrementado con la rotura de ese canal bajista desde los máximos de abril, guiado por el cambio de dirección del RSI a semanas.

amadeus