Hoy parece que es el día de las fusiones y adquisiciones, ya que el factor principal de subidas del día es esa posible compra por parte de Pfizer de la británica AstraZeneca, pero no olvidemos que ya desde la semana pasada estaba rondando en el mercado una en Francia.
Alstom se ha postulado como otro caramelo que tienen los americanos para seguir asentándose en Europa y aprovechar la recuperación de la economía, ya que se ha presentado una oferta de General Electric para comprarla, pero en las últimas horas ha aparecido otro interesado: la alemana Siemens.
 
General Electric quiere hacerse con la filial energética por cerca de 9.400 millones de euros, y ya sabemos cómo son los franceses para eso de que les compren algo suyo… así que aprovechando el revuelo, Siemens ha presentado una oferta y eso gustaba más el ejecutivo francés, que ha cancelado la reunión con los directivos americanos, dando una muestra muy clara de que prefieren que se quede el terreno Europeo.
 
La situación es compleja y puede haber cierta lucha, lo que ha hecho que se suspenda la cotización del valor hasta el miércoles.
 
La operación tiene su lógica con Siemens, ya que comparten actividades en los ferrocarriles, y la unión de ambos les daría mucho poder en el sector. Además, les permitiría dividir la empresa en el negocio de ferrocarriles y además en el de la energía.
 
Recordemos que el valor francés fue rescatado en 2004 cuando el Estado francés compró el 21%, así que ahora la oferta americana, le sentó bastante mal… y además en aquellos momentos se opuso a que Siemens la comprara… es de suponer que las circunstancias han cambiado