- Lufthansa presenta un mal profit warning. Era algo que se estaba esperando porque los recientes ataques terroristas en Europa iban a afectar directamente al turismo y con esto a las aerolíneas.
 
Las cancelaciones producidas por el miedo a los ataques terroristas hacen que haya advertido la compañía de que las ventas unitarias entre julio y diciembre van a caer entre el 8% y el 9%. Para la primera mitad del año, las ventas rondan los 15.000 millones de euros, lo que supone una bajada del 2,6% con respecto los mismos meses del año anterior.
 
El EBITDA para todo el año espera que esté por debajo del de 2015 cuando se esperaba que estuviese un poquito por encima.
 
- Daimler presenta unos ingresos netos en el trimestre de 2400 millones de euros, lo que significa un aumento del 7% con respecto al mismo período del año pasado. El EBITDA, sin embargo, queda en 3300 millones de euros, lo que significa una bajada del 12%. La culpa de estos descensos las tienen las llamadas a revisión por fallos en algunos componentes que han afectado a toda la industria como por ejemplo los airbag de Takata.
 
Recordemos que la marca alemana ha sido la más penalizada en el cartel entre los fabricantes de camiones que conocimos hace bien poco, así que las provisiones para cubrir esa multa también han hecho daño.
 
- Hermes ha presentado cifras de ventas del primer semestre del año con un crecimiento del 6% que lo lleva hasta los 2400 millones de euros. La parte negativa de estas cifras es que son menores que el crecimiento que tuvo el año pasado, algo bastante difícil porque que subió un 20%.
 
Al igual que en otras empresas, los movimientos de las divisas han pasado su factura.
 
- EasyJet sigue la estela de Lufthansa. Si antes vimos que la alemana advertía de que iba a tener problemas por las consecuencias de los atentados terroristas, hoy la británica dice que las ventas trimestrales han caído el 2,6% hasta alcanzar los 1200 millones de libras y eso que ha tenido un 5,8% de incremento en el número de pasajeros transportados en lo que va de año hasta junio por encima de las cifras del año pasado.
 
También avisa de que los movimientos fuertes en las divisas tras el referéndum en Reino Unido van a hacer daño y que los atentados terroristas también pasarán su factura en cuanto a la confianza de los turistas y eso se reflejará en las reservas. Además dice que las ventas por asiento en el último trimestre son inciertas porque los últimos acontecimientos han puesto varias capas extra de incertidumbre.
 
- Unilever ha presentado cifras de la primera mitad del año con unos beneficios netos de 2510 millones de euros, subiendo desde los 2490 del mismo período del año pasado. Muy bonito pero la mala noticia es que las ventas cayeron un 2,6% hasta alcanzar los 26.300 millones de euros, otra vez dañados por los movimientos en las divisas. Si quitamos todos estos datos accesorios y nos quedamos con las ventas subyacentes, lo que tenemos es un crecimiento del 4,7%, una aceleración con respecto al crecimiento del mismo período del año pasado.
 
- Swatch ha presentado ventas netas de 3700 millones de francos suizos, lo que supone una bajada del 11,4% con respecto al mismo período de 2015 y además los ingresos netos se desplomaron nada menos que un 52%.
 
Varios factores son los que están afectando a esta compañía de relojes de todo tipo. Primero, los problemas con las divisas son los más obvios, pero es que también el cierto intrusismo de los relojes inteligentes y también el paso adelante de los dispositivos de seguimiento del ejercicio que han entrado a por una parte del pastel.
 
- Saab ha presentado unos beneficios netos con un aumento del 21% hasta alcanzar los 183 millones de coronas suecas.
 
Las ventas han ascendido hasta 7060 millones de coronas suecas, lo que significa un aumento de casi el 20% con respecto al mismo período del año anterior. Dado que es una empresa que tiene un foco importante la seguridad, todos los problemas geopolíticos a lo largo y ancho del mundo han sido un acicate para que aumente su actividad.
 
- Roche ha presentado resultados de la primera mitad del año con unos ingresos netos que suben el 4% está los 5500 millones de francos suizos, mejores de lo esperado.
 
Las ventas también ha subido 6% hasta alcanzar los 25.000 millones de francos suizos, más o menos en lo esperado.
 
Dado que las divisas son uno de los factores más importantes que hace daño a las empresas, si las eliminamos de las cifras lo que tenemos unas ventas con un incremento del 5% y unos beneficios netos que mejoran sólo el 3%.
 
- Bankinter ha presentado unos beneficios netos que alcanza los 286 millones de euros en el primer semestre del año, una muy buena noticia porque con respecto al año anterior tenemos un aumento de nada menos que el 45%, aunque peor de lo esperado.
 
El margen de intereses sube un 7,3% a los 464 millones, mejor de lo esperado y dar algo de respiro ante la amenaza de los bajos márgenes que supone los tipos negativos.
 
La anterior cifra en concreto puede ser un alivio para todo el sector español, así que no sería de extrañar que estuvieran algo más animados que en días pasados.