Ya saben que internacionalmente se pide que los países que tengan superávit lo utilicen para fomentar el crecimiento de la demanda interna para de esta manera contribuir al crecimiento global, algo a lo que Alemania se niega en rotundo porque de esa manera habría otro punto más de incremento de la inflación y ya saben que le tienen pánico.
 
Pues bien, hoy el Consejo de sabios de la economía de Alemania ha rechazado las críticas internacionales sobre ese superávit y carga las tintas contra el proteccionismo de Donald Trump diciendo que es una amenaza para la economía.

Consideran que el superávit de Alemania es alto pero esto no significa que haya un desequilibrio macroeconómico. El panel de sabios sí pide que el Gobierno debería hacer que el país fuese más atractivo en términos de localización de inversiones para el sector privado, lo que ayudaría a reducir dicho superávit.

Cómo no, también tuvieron palabras de crítica para la política monetaria diciendo que es demasiado expansionista y piden que empiece ya a restaurar la normalidad en dicha política.

Con respecto a las previsiones, suben la previsión de crecimiento para este año hasta el 1,4%, un incremento del 0,1%. Si se ajusta la cifra a los días laborables, el crecimiento del 1,7%.