¿Sabía usted por qué el símbolo del dólar es una S con dos barras verticales?
Pues vean esta cita de Dario de Navarra donde lo explican:
"Columnas de Hércules. Esta simbología tiene un origen español. En 1792 el dólar se convirtió en moneda oficial de EEUU, y su cara fue una réplica del real de ocho español. En ambas monedas aparecían las dos columnas de Hércules y la cinta con la inscripción plus ultra. La estilización de esta ilustración fuera del dólar es la que daría lugar al símbolo S, manteniendo ambas columnas herculianas y dando lugar al archiconocido símbolo"
Quién iba a decir el poder que tendría esa moneda y ese país en el mundo económico y en el mundo de la bolsa después.
Hoy la euforia tremenda que sigue reinando en Wall Street, ha terminado por dar sesgo positivo a una sesión que no andaba demasiado clara en Europa.
Empezábamos el día bajando tras malos datos en China, por malos resultados de HSBC y por una serie de malas noticias corporativas en Volkswagen.
Posteriormente, nos dábamos la vuelta tras un dato de confianza empresarial del instituto alemán IFO al mejor nivel desde 2011.
Papelón en las alturas y de nuevo a vegetar con modestas bajadas, mientras que el Ibex aguantaba mejor cotizando la subida de rating de Moody's de este fin de semana.
Pero posteriormente abría Wall Street, y contra todo pronóstico, y bajo la excusa de una serie de operaciones de fusiones y adquisiciones, y la esperanza en una recuperación clara se la economía, a pesar de los persistentes malos datos macro,  se encaraba y superaba una vez sus máximos históricos, arrastrando a toda Europa con él. Eso sí, esta vez con menos valores de lo habitual acompañando a máximos.
Tampoco nos equivoquemos. El S&P 500 está en máximos históricos, pero cerró 2013 en 1846 y está casi igual en 1856. Es más el pánico comprador psicológico que se detecta que otra cosa...
Vamos con la crónica al completo de la sesión.
Se esperaba una apertura moderadamente bajista en Europa, ante dos grandes polos negativos.
En primer lugar tenemos el mal cierre de EEUU.
Wall Street cerró finalmente el viernes moderadamente a la baja.
El Dow Jones cayó el 0,2%, el S&P 500 el 0,2% y el Nasdaq el 0,1%.
De nuevo la resistencia que le forma al S&P 500 la zona de máximos frenó las intentonas alcistas. Este nivel sigue siendo clave y está siendo vigilado por todos los operadores.
El dato de ventas de viviendas de segunda mano que fue mucho peor de lo esperado terminando en el mínimo de 18 meses dicen las crónicas que pesó, aunque inicialmente no fue tenido en cuenta por aquello de "la nieve". Ahora todo se minimiza por la nieve. Y además no nos parece que pesara mucho porque el sectorial de constructoras subió 0,8%. Lo cual confirma la teoría de que con el cuento de la nieve cualquier dato malo es minimizado.
Más bien lo que pasó de verdad fueron tres cosas:
1- La primera ya la hemos comentado, el respeto que impone la zona de resistencias. Nadie se fía de ponerse largo tan arriba, mientras no se pase dicha zona.
2- Unas declaraciones del presidente de St. Louis Fed James Bullard, que dijo que la economía está más fuerte de lo que se cree (en alusión velada a la nieve :-)) y que por tanto la FED debía ser agresiva en el tapering.
3- Y además parece que influyó mucho la volatilidad final de la sesión por los numerosos vencimientos de opciones. Se detectaron muchas operaciones de cuadre y ajuste que terminaron por empujar las cotizaciones a la baja. Por tanto un tema totalmente coyuntural

El segundo gran polo negativo del día, es el fuerte movimiento a la baja de la bolsa de China que ha caído en 1,8%. Y todo esto se ha debido una serie de noticias que han aparecido en agencias de noticias chinas que decían que el sector inmobiliario se estaba encontrando en un enfriamiento y con una clara contracción del crédito destinada a estos fines. Todo el sector inmobiliario chino y bancos afines se han desplomado.

Los metales están bajando con fuerza contagiados por los problemas chinos, como suele ser habitual y esto puede causar una apertura débil en los sectoriales de materiales básicos en Europa.

Puede contrarrestar esta debilidad, por un lado la subida de rating de Moody's hacia España de este fin de semana, y las declaraciones del G20 bastante agresivas en cuanto que los bancos centrales seguirán velando por una mejora del crecimiento futura.

Hoy habrá que estar atentos a la publicación del dato de IFO a las 10h en Alemania que puede dar algo de volatilidad.
Ver que Wall Street se ha acercado otra vez a los máximos históricos, nos está dando un empuje muy importante en Europa.

Hoy el mercado secundario de deuda no está ayudando ya que tenemos subidas generalizadas en todas partes menos en Grecia que sigue cayendo hasta el 7.36% tras Soros decir que quiere invertir en Grecia ahora que su economía está mejorando.

Las mejores son las telecomunicaciones con una subida de 1.06% por una fuerte subida de Vodafone que estar metido en el proceso de incorporar nuevas acciones a cotización.

La contrapartida nos la está dando el súper sector de automoción y recambios con un descenso de -1.48% por esa fuerte bajada tanto de Volkswagen como de Porsche tras una oferta por Scania que el mercado considera cara y además unas previsiones para 2014 que no han gustado.

Recursos básicos vuelve a tener problemas con -1.18% tras unos precios de la vivienda nueva en China que siguen subiendo y aumentan el miedo a que el gobierno acelere los movimientos para parar la burbuja en el país.
Empezaban las cosas con el pie izquierdo, tras la bajada de 1,8% de la bolsa de China esta noche, por culpa de los comentarios que dicen que se está restringiendo fuertemente el crédito inmobiliario y por el cierre flojo de Wall Street, tras no poder con la zona de resistencias, como podemos ver en el gráfico del futuro del mini S&P 500.
intra
Además comentarios el viernes de más miembros de la FED pidiendo subidas de tipos.
Luego durante la mañana se han complicado más aún las cosas, tras malos resultados de HSBC, la bajada del sectorial de materiales básicos por las malas noticias desde China y sobre todo por el desplome de Vokswagen.
La razón está en el plan presentado para la compra de Scania por 6.700 millones de euros junto con malas previsiones para 2014, pero vamos por partes.
La compra de Scania está generando mucho movimiento ya que VW ha estado durante años construyendo la posición en esta compañía y, bajo su intención de hacer competencia directa a Daimler, el mayor fabricante de camiones del mundo. Pues bien, como quieren integrar a Scania más en MAN, la única manera es hacerse con el control total. En resumidas cuentas, lo que quieren es tener una estructura parecida en camiones a la que tienen en coches.
La financiación de la compra se realiza a base de emisión de acciones preferentes por cerca de 2.000 millones, contando con 2.000 millones en efectivo y emitir capital hibrido por cerca de 3.000 millones. Esto está siendo considerado como una oferta de compra muy cara y no gusta al mercado. Quizá es la manera de VW de que la compra sea una certidumbre total.
Por otro lado, Scania ha sido subida a neutral desde infraponderar en Barclays y sube el precio objetivo a 200 coronas suecas.
Lo que también está haciendo daño son las perspectivas de VW para 2014, ya que las ha rebajado hasta un margen operativo en una horquilla entre 5,5% y 5,6% cuando el año pasado fue del 5,9%, pensando en la constante incertidumbre del mercado del automóvil en Europa.
Pero posteriormente un buen dato de IFO en Alemania daba la vuelta a la situación.
Como podemos ver en este gráfico de Reuters, se ha ido a los mejores niveles desde 2011.

 
intra2
También ayudaban las declaraciones del G20 de este fin de semana mostrándose agresivos respecto al crecimiento, pero como siempre muy buenas palabras, pero poca concreción respecto a lo que habría que hacer.
Pero esto ha durado poco, una vez más, en cuanto se ha ganado altura ha aparecido un papelón muy duro, que ha vuelto a poner en rojo las cotizaciones. El Ibex es el único que aguanta el tipo, gracias a la subida de rating de Moody's de este fin de semana.
Es vital para la recuperación global europea, que la mayor potencia siga fuerte.
Como todas las semanas, se publicaron en EEUU el viernes por la noche las posiciones abiertas de especuladores en los mercados de futuros facilitados por la Commodity Futures Trading Commission.
Y esta semana aportan algunas novedades bastante interesantes, sobre los grandes flujos de dinero de las manos fuertes.
La primera sorpresa, es que durante la semana los grandes hedge funds, han invertido fuertemente en materias primas. Especialmente agresivos comprando petróleo y oro, llevando sus posiciones en el conjunto de materias primas al máximo nivel desde 2011. Un dato a tener en cuenta, las manos fuertes interesadas en estos dos productos.
El dinero en contratos netos que mantienen los hedge funds y otros grandes especuladores en los 22 commodity markets sube de 102.000 millones de dólares la semana anterior a 119.500 millones en la pasada según datos calculados por Reuters. No se veía tanto dinero colocado en estos productos desde agosto de 2011.
El oro se lleva la mejor parte con más del 20% del incremento total en la semana en todas las materias primas. El crudo otro 20%.
Un dato a tener en cuenta, parece que las grandes manos fuertes andan buscando inversiones alternativas al sobrecomprado Wall Street.
Interesante también lo que ha pasado en divisas.
Las posiciones abiertas netas largas de especuladores en dólar, que vienen siendo largas desde hace mucho tiempo, en un claro descuento del fin de la QE, esta semana según datos de Reuters bajan 19.240 millones de dólares netos mezclando todas las otras divisas de contrapartida con cotización en los mercados de futuros sobre divisas en Chicago a 16.280 millones de dólares, lo cual es la posición más pequeña a favor del dólar desde la semana del 12 de noviembre del año pasado.
Siempre es bueno que tomemos nota de todos estos grandes movimientos en los flujos de dinero que manejan las manos más fuertes, que apuestan por las materias primas, y tienen más dudas sobre el dólar aunque siguen apostando por él.
Pasemos a otro tema.
La temporada de resultados ya está muy avanzada y es momento de hacer balance.
Según datos de Facset 442 empresas del S&P 500 han publicado ya, y el 72% han dado mejor de lo esperado frente a una media de 4 años del 73%. Como ven resulta un poco sorprendente que la media de 4 años sea que casi 3 de cada cuatro den mejor de lo esperado, parece que los directivos son maestros en manejar las previsiones para luego dar siempre un poquito más. Los lectores de mi libro Leones contra gacelas, podrán encontrar como se hace esta manipulación donde hablo del efecto Tom Sawyer.
Pero bueno es lo que hay, así que campaña normal.
En cuanto a las ventas aquí sií que se ha mejorado, en los últimos trimestres esta partida fallaba, pero en este trimestre el 65% por encima de lo esperado, frente a una media de 4 años del 59%.
En cuanto a la reacción de los valores cuando publican resultados, los que publican negativo bajan contando desde dos días antes de resultados hasta dos días después el 2,2% de media, frente a media de 4 años del 2,3%, y los que publican positivo están subiendo haciendo el mismo cómputo de tiempo el 1,1% de media frente al 1,2% de media de 4 años. Así que, como ven, todo muy normalito en esta campaña de resultados.
El saldo de las instituciones a cierre del viernes sigue siendo comprador y aumenta un poco más, por lo que sigue siendo favorable para los activos de riesgo
iTraxx, con más calma
Este indicador del miedo está mucho más tranquilo ya ahora mismo desciende algo menos de punto y medio, tocando los mínimos del mes y no despegándose de los mínimos del mes pasado. Sigue estando en una situación comprometida, porque puede rebotar o perder la zona de soporte, siendo el primer caso el más peligroso por un doble suelo.
itraxx
Volskswagen es el protagonista del día
El famoso conglomerado de marcas alemán se está desplomando -6% y es el principal lastre del DAX en estos momentos.
La razón está en el plan presentado para la compra de Scania por 6.700 millones de euros junto con malas previsiones para 2014, pero vamos por partes.
La compra de Scania está generando mucho movimiento ya que VW ha estado durante años construyendo la posición en esta compañía y, bajo su intención de hacer competencia directa a Daimler, el mayor fabricante de camiones del mundo. Pues bien, como quieren integrar a Scania más en MAN, la única manera es hacerse con el control total. En resumidas cuentas, lo que quieren es tener una estructura parecida en camiones a la que tienen en coches.
La financiación de la compra se realiza a base de emisión de acciones preferentes por cerca de 2.000 millones, contando con 2.000 millones en efectivo y emitir capital hibrido por cerca de 3.000 millones. Esto está siendo considerado como una oferta de compra muy cara y no gusta al mercado. Quizá es la manera de VW de que la compra sea una certidumbre total.
Por otro lado, Scania ha sido subida a neutral desde infraponderar en Barclays y sube el precio objetivo a 200 coronas suecas.
Lo que también está haciendo daño son las perspectivas de VW para 2014, ya que las ha rebajado hasta un margen operativo en una horquilla entre 5,5% y 5,6% cuando el año pasado fue del 5,9%, pensando en la constante incertidumbre del mercado del automóvil en Europa.
La búsqueda de crecimiento por el G20
Los países que representan el 85% de la economía global, están haciendo un esfuerzo para dar una imagen que se aleje de la de austeridad que ha regido las políticas de muchísimos países en los últimos años. Para ello, buscan políticas que permitan elevar el producto interior bruto general en algo más del 2% en los próximos cinco años. Lejos de aparecer triunfalista, buscan cierta moderación en el lenguaje y la palabra realismo y realistas, aparecen bastante a menudo, algo que se subraya cuando dicen que partirán de la base de las políticas ahora mismo ya están funcionando.
El anfitrión de la reunión, el jefe del tesoro de Australia, ha comentado que es la primera vez que se pone un objetivo en cifras, que puede llevar a la creación de 5 millones de nuevos empleos.
Adivinen, entre todos los países, quién era escéptico ante las cifras de crecimiento que se quiere conseguir…. Han acertado, Alemania, entre otros. Para defender ese escepticismo, el ministro de finanzas alemán dijo que el crecimiento objetivo se puede conseguir pero como fruto de un proceso muy complicado y no pueden ser garantizados por políticos.
El problema de todo esto es que el G20 se ha atrevido a poner cifras para casi todo, pero no una hoja de ruta completa que acompañe al texto, por lo que de momento parece que son buenas intenciones ya que quieren poner ahora la meta y ya cada país que se las apañe para poder llegar.
Los datos de China de hoy
El mercado inmobiliario de China nos deja otro punto de preocupación en los mercados, al seguir subiendo precios y aumentar el miedo a que el Gobierno apriete más el freno en el sector para controlar la escalada de precios.
En enero los precios de las viviendas nuevas en las principales 70 ciudades del país subieron +0,38% con respecto a diciembre en 62 de las 70, bajó en 6 y quedó plano en 2. En la interanual tenemos subidas superiores al 18% en algunas ciudades.
Los datos de Europa de hoy
Alemania:
IFO. Clina de negocios 111,3 cuando se esperaba 110,6.
Condiciones actuales 114,4 cuando se esperaba 112,8.
Expectativas 108,3 cuando se esperaba 108,2.
Los datos de EEUU de hoy
Indicador de actividad nacional de la FED de Chicago
Se ha publicado el dato de enero con bajada de -0,03 a -0,39.

Lo que de verdad miran los operadores es la media de 3 meses.

Este indicador baja de +0,26 a +0,10.

Así pues nos está diciendo que el crecimiento de EEUU se mueve más o menos en su media histórica, sin grandes maravillas, pero también sin problemas.

No debería mover mercado.
PMI de servicios, ojo no SMI, este es menos conocido, baja de 56,7 a 52,7. Es el peor desde octubre.
Empleo baja de 54,1 a 52. Peor de empleo desde marzo de 2013.
Muy mal dato, teóricamente malo para bolsas y bueno para bonos, pero primero lo va a pagar la nieve, y segundo, es un dato poco conocido, el importante es el ISM.
Indicador de manufacturas de la FED de Dallas Baja de +3,80 a +0,30. Ya saben la nieve.
Como todos los inicios de semana, vamos a ponernos al día en cuanto a diversas estadísticas.
Empecemos por los particulares y su encuesta de sentimiento de la Asociación Americana de Inversores Individuales, que es uno de los instrumentos de sentimiento contrario que más fiabilidad tienen de todos los que se publican y que dan pie incluso a sistemas de trading.

Éstas son las últimas cifras disponibles:
Sentimiento inversores individuales
Opinión
Última semana
Penúltima
Antepenúltima
Alcista
42,20%
40,20%
27,90%
Bajista
22,80%
27,30%
36,40%
Neutrales
35,00%
32,50%
35,80%
 
Repunte del optimismo en el rebote a costa sobre todo de los bajistas, pero no varía mucho los neutrales. El rebote ha puesto contento a muchos.
No tenemos cerca la señal de compra del sistema que se activa cuando la media de 8 semanas queda por debajo de 29. La última la dio en niveles de S&P 500 de 1.276. Y se vendió en 1.456. Es decir un beneficio de 180 puntos que no está nada mal. Sigue sin dar ningún fallo desde 1.987 en que se publican estas estadísticas. Ahora está lejos, y mucho, de nuevo.
El Bullish Consensus de Market Vane da una lectura de 65%, dede el 63% de la semana pasada. Recuperado ya el susto de el cierre de la administración de EEUU. Sus lecturas hay que tomarlas de manera muy diferente a las de la AAII. Hay que tener en cuenta que este indicador de Market Vane está confeccionado mediante consultas no a particulares, sino precisamente a todo lo contrario, a profesionales del sector, es decir, CTA (Commodity Trading Advisors).
Tradicionalmente, de puertas adentro, en el mercado se considera que los CTA suelen estar en el lado correcto y que hay un indicador que miran con interés: el de la media de cuatro semanas. Por encima de 67% se interpreta como fuerte sentimiento alcista, que va menguando a medida que se aleja de ese nivel. La media de cuatro semanas repite en 61,75. sigue lejos de dar señal.
Este indicador es uno de los más efectivos que existen para anticipar las tendencias bajistas cuando la media de 4 semanas baja de 50. Tiene un track récord impecable de acertar todos los grandes giros del mercado a la baja, es decir, de anticiparse antes que nadie a las tendencias bajistas, visto desde otro punto de vista, a confirmarlas.
1- Acertaron el crash de 1987 girando a bajistas antes de que pasara.
2- Acertaron el susto de 1998 girando a bajistas en cuanto se empezó a flojear, cuando a mediados de julio de 1998 el Dow Jones cayera de 9.36 la 7 a 7.467, es decir se metió entre pecho y espalda una bajada del 20,2% que hizo mucho daño al que no supo reaccionar a tiempo.
3- Pasaron a bajistas de forma continua desde primeros del 2000, cuando no parecía que vinieran los problemas y ya no pasaron de forma consistente a alcistas hasta que en el 2003 el mercado pasó a alcista.
4- En la crisis de 2007-2008 estuvo largo tiempo por debajo de 50...
5- En la última zona de problemas, entró por debajo de 50.

Sigamos con otros datos.
El porcentaje de volumen que viene de los famosos programas de trading de ultra corto de los 10 principales bancos mundiales y que nadie tiene muy claro cómo lo hacen, aunque cada vez empieza a haber más pistas y que sólo ponen para cuenta propia y a disposición de clientes con grandes fortunas, que fue en la semana anterior del 26,6%, queda en ésta en 24,7%. Hay que recordar que desde hace unos meses usan la trampa de dividir por dos el volumen habitual, por lo que si usáramos el cálculo antiguo, estaríamos hablando que la semana que cerca del 49,4% del total del volumen ha venido de este tipo de programas.

Podemos comprobar que en este tipo de operativas sigue dominando el mercado, creado por y para unas cuantas manos fuertes que hacen lo que les parece en cada momento.
Resumiendo la sesión, tras una apertura negativa, por malos datos macro en China, y malas noticias corporativas en HSBC y Volkswagen, Europa ha conseguido cerrar claramente al alza, gracias a otra remontada del S&P 500 que se marcado nuevos máximos históricos. El Ibex por su parte además ha tenido el aliciente añadido de la subida de rating de Moody's que además le coloca con perspectiva positiva.