Gracias a los resultados empresariales de firmas importantes dentro del Dow Jones, Estados Unidos ha intentado cerrar el hueco de movimiento que creó Europa en el día de ayer, ya que nos movimos mucho más que los americanos. Ahora, con Francia tranquila, el BCE tiene el camino más despejado para cambiar de tercio y todos los ojos están puestos en los planes estrella de Donald Trump que han vuelto otra vez a poner encima el movimiento favorable a los bancos y dañino para las Utilities.


Hoy ha sido una de esas sesiones en donde se ha marcado clara diferencia entre el comportamiento de Estados Unidos y el de Europa.

Hay que tener en cuenta que Europa el lunes subió mucho más que Estados Unidos, y hoy ha sido Wall Street el que le ha sacado ventaja al viejo continente.

Las razones son varias y se reparten entre las dos partes.

La primera de ellas son los resultados empresariales. Marcas muy grandes, muy famosas y metidas dentro del Dow Jones han dado resultados muy buenos y han accedido con facilidad a marcar nuevos máximos históricos intradía. Como podemos imaginarnos, el apoyo al Dow Jones de industriales ha sido inmediato y ha tirado del resto de índices americanos al alza. De hecho, el Nasdaq ya se ha situado por primera vez por encima de los 6000 puntos.

La segunda de ellas es que una vez aflojado el temor por Francia, todos los ojos están puestos otra vez en Donald Trump y los constantes rumores de que en muy poco tiempo podríamos tener encima de la mesa tanto el proyecto de inversión en infraestructuras como el de la rebaja fiscal. Además, las informaciones sobre este último apuntan a que sería un paquete de medidas que se pudiese vender muy bien a los ciudadanos para intentar recuperar la popularidad perdida. Sirva como indicador la noticia de que Magic Johnson estaría preparando un fondo de inversiones en infraestructuras con los ojos puestos al futuro plan de inversiones de la Casa Blanca.

Por parte europea, lo principal de todo es que la subida del día de ayer puso a los futuros sobre índices principales rozando la sobrecompra, por lo que en cierto sentido deberíamos tener una parada, aunque fuese pequeña.

Lo último, las informaciones que han corrido por el mercado de la agencia Reuters diciendo que el BCE estaría planteándose cambiar el tercio su discurso en la reunión de junio. La verdad es que es algo que no coge por sorpresa a nadie, ya que si Estados Unidos se pone a acelerar el gasto público, Francia queda controlada y la economía sigue mejorando, el BCE ya no tiene excusas para no cambiar el ritmo, o si, le sigue quedando una subida de rentabilidades que pueda dañar a las economías de los países más en problemas, pero el mercado ya se sabe, estas cosas las ve con antelación. Como consecuencia, en la parte final de la sesión el euro volvió a crear máximos anuales contra el dólar y contra el franco suizo, al mismo tiempo que las rentabilidades en el mercado secundario aumentaban en todos los frentes.

Vamos con la crónica de la sesión al completo:

Se esperaba una apertura alcista en Europa dando extensión al optimismo del día de ayer y confirmando la entrada en sobrecompra de gran cantidad de futuros sobre índices en Europa.

Ayer Wall Street tuvo un comportamiento muy similar al que vimos en Europa, pero no con una extensión tan grande, ya que las mejoras en Wall Street se cortaron en el 1% y sin embargo Europa acabó subiendo más del 2% y del 3% en numerosos casos.

Con respecto a los sectores de Estados Unidos, todos acabaron en positivo menos el de inmobiliarias con un descenso de -1%. El que más subió fue el de bancos con un incremento del 2,25% y al final has Utilities fueron las que menos subieron con el 0,52%. Hay que recordar que comenzamos la sesión con este sector en negativo y los bancos en positivo, por lo que en cierto modo se sigue viendo el movimiento que apareció al comienzo de la presidencia de Donald Trump, esa reflacción que daña el atractivo del dividendo.

Ahora, mientras esperamos a la segunda vuelta en Francia el 7 de mayo, toda la atención se pone en las intervenciones verbales de la Casa Blanca que comenzaron hace ya un tiempo con las declaraciones de la Secretaría de Transporte diciendo que el plan de inversión en infraestructuras podría salir a finales de mayo. La semana pasada también se dijo que en pocas fechas aparecería el plan fiscal que tanto esperan los inversores, y hay que decir que han aparecido informaciones acerca de que Donald Trump ha pedido expresamente en una reunión en el despacho Oval que quiere una rebaja del impuesto de sociedades al 15% y que quiere un producto que poder vender, pasando por encima del daño a los ingresos que pueda ejercer y dejando en un segundo plano el déficit. Además, el presidente admite que quizá se necesite flexibilidad a la hora de financiar el famoso muro con México, algo necesario, lo de la flexibilidad, para no poner en peligro el presupuesto federal.

Lo anterior podría ser la conjunción de factores que necesita el mercado para seguir subiendo de la mano del público general. A estas alturas, al igual que pasó con los primeros pasos de la burbuja inmobiliaria, hay muchas personalidades económicas que ya están viendo el comienzo de la siguiente crisis pero nadie se atreve, porque no es posible, poner fecha a su explosión. Con esto, los grandes siguen siendo muy cautos con las valoraciones de Estados Unidos y ven en 2017 un mejor comportamiento de Europa.

La temporada de resultados sigue su curso y Europa tomó un poco de protagonismo ya que la alemana SAP ha presentado un beneficio operativo en el primer trimestre ligeramente por debajo de lo esperado porque los servicios en la nube sigue aumentando pero todavía no consiguen compensar de todo la ausencia de productos físicos, una venta cada vez menor de estos últimos.

Ericsson ha presentado unos resultados del primer trimestre con unas pérdidas ligeramente más altas de lo esperado.

En el plano nacional tenemos:

Enagas tiene un beneficio que salta el 54%.

Prosegur tiene buenas noticias ya que HSBC vuelve a tener en cuenta al valor con una recomendación de compra de un precio objetivo de 7,3 €.

Prosegur Cash también tiene una recomendación de compra por parte de HSBC y Goldman Sachs, con este último poniendo precio objetivo de 2,45 €.

En el plano macro:

La confianza empresarial de Francia sube de 105 a 108, mejor de lo esperado que era bajar a 104 en el mes de abril.

09h00: precios de producción industrial de España.

Situación intradía. Cierto descanso mientras esperamos buenas noticias desde Estados Unidos. Los eventos corporativos dan algo de soporte

Tras la fortísima subida del día de ayer, algo lógico tras ver que la tensión en Francia se relajase al quedar para la segunda vuelta a los partidos políticos que todo el mundo quería, el centrismo y la extrema derecha, hoy el mercado se ha tomado una cierta pausa porque lo que está otra vez al frente de las preocupaciones sobre los posibles anuncios que pueda hacer la Casa Blanca en breve.

Vamos por partes.

Primero de todo, echemos un vistazo a ver cómo está la situación en el gráfico de días con nocturno de los futuros del Ibex 35, del alemán y el europeo. Como se puede observar, lo más llamativo de todo son esos nuevos máximos que creamos esta semana, pero sobretodo que ya estamos rozando la sobrecompra. Si acabásemos el día lejos de los máximos, dejando en los tres una karakasa invertida, tendríamos problemas para ver una muestra de interés vendedor, ya que el volumen de ayer fue muy importante y recuerden que esta señal necesita un repunte del mismo. Puede intentar compensar las cosas la sobrecompra, pero circunscribiendo este movimiento a la situación actual, se podría tomar como una especie de pausa a la espera de más catalizadores. Estamos dentro de la temporada de resultados y esto es un factor para la volatilidad que evidentemente también nos puede afectar.

En este paréntesis de 15 días que vamos a tener hasta la segunda ronda de las elecciones francesas, Donald Trump es el principal entretenimiento. Recuerden que se espera en breve la presentación del plan fiscal y sobre todo hay mucha expectación por esas informaciones acerca de la reunión que tuvo lugar en el despacho oval en donde pedía una rebaja del impuesto a las empresas al 15% y además rebajas dentro del programa que se pudiesen vender muy bien a los ciudadanos, por lo que le daba igual que los ingresos bajasen y el déficit se dispare.

El hecho de que haya un aumento de déficit ha puesto en alerta a todo el mundo, porque puede subir las rentabilidades en el mercado de deuda y eso al final trasladarse a Europa.

Hablando de deuda, hoy Telefónica ha incrementado su emisión de deuda a largo plazo, en concreto 30 años, en un momento que marca muy bien un paréntesis que puede ser aprovechado por todas las empresas ya que todavía se espera que pasen bastantes meses hasta que el BCE empiece a permitir que los tipos de interés se muevan al alza. Teniendo cuenta que Europa tiene una mejor valoración en términos de riesgo/recompensa que Estados Unidos, lo más probable es que las empresas punteras intenten hacerse con el mayor endeudamiento posible a menor coste buscando atraer inversores de otras latitudes.

Lo anterior parece positivo si realmente es endeudamiento se utiliza para proyectos de largo plazo, pero la situación es justo la contraria si al final ese dinero y ese mayor endeudamiento no es productivo, ya que estaríamos en un paso más de la siguiente crisis de deuda, ya que lo único que tenemos por delante son subidas de tipos de interés mientras las economías aguanten en esta recuperación que vemos en múltiples lugares.

Los resultados empresariales del día en Europa son positivos incluyendo los de la alemana SAP y Volvo. Como puntos negativos tenemos los de Ericsson, aunque el verdadero punto de atención está teniendo lugar en el sector del lujo, ya que el conglomerado del lujo LVMH está mejorando tras hacerse con Christian Dior. El movimiento es significativo porque los dos valores están subiendo. Ya saben que lo normal cuando hay una compra es que el valor comprado se dispare pero el valor que comprar descienda por el desembolso realizado. En este caso los dos están subiendo y eso hace que el mercado vea con muy buenos ojos el movimiento.

El mercado europeo, tenemos casi un empate entre los súper sectores que están subiendo los que están bajando. Los que más subían en el día de ayer, hoy están recogiendo beneficios, aunque el súper sector bancario se las está apañando para estar muy ligeramente en positivo, sólo 0,06%. Siguiendo la tónica, los valores que más subieron ayer dentro del sector bancario, son los que más problemas están teniendo hoy, así que los españoles son los que más están descendiendo.

Dando un vistazo a los bancos, aquí tienen el comportamiento en gráficos de días en donde tenemos en la banca mediana karakasas invertidas que marcan una figura muy parecida a la que estamos esperando los futuros sobre índices más importantes. Esas figuras son de vuelta y el volumen es alto, por lo que mientras no superemos los máximos de la figura, debemos tener cuidado.

Llevamos mucho tiempo también fijándonos en el comportamiento de los activos seguros, en concreto el de la deuda de Alemania que tiene unas rentabilidades bastante disparatadas pero todo gracias a la política monetaria del BCE. Hoy hemos tenido la colocación de deuda a dos años en Alemania con una rentabilidad media de -0,69% que ha mejorado un poco desde el -0,71% anterior. La cobertura ha mejorado un poco ya que pasa del 1,1 al 1,2. Teniendo cuenta que lo que tenemos por delante es una subida de tipos de interés que puede rematar la Casa Blanca con un anuncio efectivo de sus planes, debemos seguir teniendo cuenta el gráfico a meses de los principales futuros sobre renta fija alemana. Recuerden el que tienen aquí debajo, con hombros cabeza hombro a 10 años y cinco años y además esa especie de envolvente bajista en el de dos años con una posible pérdida de la tendencia alcista en el RSI.

Siguiendo el hilo de la deuda, es importante hacernos eco de una encuesta que ha realizado entre los bancos el Banco Central Europeo. En ella espera que haya un aumento de las peticiones de crédito inmobiliario, de consumo y coches en el segundo trimestre, pero también se atisba un ligero intento de tensionar la concesión de dichos préstamos. Recuerden que una de las mayores preocupaciones que tiene todo el mundo económico en estos momentos es la fortísima expansión de crédito que ha habido en todas las partes del mundo. Al igual que en la burbuja inmobiliaria, semejante endeudamiento puede ser una bomba de relojería si todo sigue el desarrollo normal de los acontecimientos y llegamos a un punto en donde no se puede pagar. Si llegamos a ese momento de activación de esta bomba y los bancos centrales no han conseguido deshacerse de toda la cartera de activos que han adquirido durante la crisis y los tipos no consiguen subir lo suficiente, los bancos centrales tendrán menos armas para poder apoyar la economía cuando estalle dicha bomba.

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo estrictamente neutral pero ha mejorado muy ligeramente la actividad. De momento sigue sin verse nada.

Wall Street ha abierto fuertemente al alza liderado por el Dow Jones ya que ha tenido varios resultados empresariales de compañías muy importantes mejor de lo esperado y no son pocos los que están tocando nuevos máximos históricos en el intradía.

Dentro de los sectores del SP 500, todos menos uno están subiendo y tiene especial relevancia el de materiales subiendo 1,44% seguido del de los bancos con 1,22%. Aquí se nota mucho el apoyo de los resultados. A tener en cuenta que el de Utilities está descendiendo -0,29% y comparando su comportamiento con el de los bancos, volvemos a tener otra vez el movimiento de reflación.

Movimiento interesante en el mercado de divisas y en el de deuda porque el euro vuelve a mejorar otra vez y crea un nuevo máximo anual tanto contra el dólar como el franco suizo. Además, están subiendo las rentabilidades en el mercado secundario de deuda y hay que seguir vigilando la situación de los futuros sobre deuda de Alemania en gráficos a meses porque podemos apuntar hacia abajo pues la agencia Reuters ha comentado que dada la situación actual, podría cambiar de tercio en junio el BCE.

Bueno es saber que esto ya se está cocinando o por lo menos que el mercado ya empieza a pensar en ello seriamente, pero la verdad es que no sorprende a nadie porque si Francia deja de ser preocupante y Donald Trump pone encima de la mesa sus proyectos estrella, además pasando a un segundo plano la reducción del déficit, lo que tenemos es un impulso muy importante de las rentabilidades en aquella zona, aunque también debería ser positivo para el dólar, sería negativo para los países emergentes porque sacaría dinero de allí. De momento, ya que no tenemos encima de la mesa nada, el posible giro del BCE es lo que está primando en el mercado de divisas y en el de deuda.

Nowotny, comentarios en una entrevista

Ha sido en el Der Standard y dice que si Estados Unidos expande su déficit para aumentar el crecimiento, eso podría llevarnos a unos tipos de interés más altos a largo plazo en Europa. Recuerden esa información que salió de la reunión que tuvo Trump en el despacho Oval diciendo que le importaba poco el déficit y quería un paquete que pudiese vender a los ciudadanos.

También advierte a las instituciones financieras que están esperando a poder operar dentro de la Unión Europea, con base en Londres, de que deben tener supervisión dentro de la Unión Europea. Además, también advierte que los miedos a la salida de Reino Unido de la Unión Europea no se están valorando de forma adecuada, ya que pueden aparecer sorpresas negativas.

Con respecto a Estados Unidos, dice que hay incertidumbre acerca de las medidas fiscales de la nueva administración, por lo que en cierto sentido la economía norteamericana no tendrá orientación durante un cierto tiempo.

China acelera su transformación a energías alternativas fuera del crudo

El gobierno chino cree que las emisiones de dióxido de carbono van a hacer un techo alrededor de 2030 y esperan que ese año el consumo de gas natural sea el 15% del consumo total, el consumo de combustibles no fósiles ses el 20% y su intención es que todo lo que no sea crudo sea más del 50% del consumo total en 2050.

Para que nos hagamos una idea, en 2030 esperan que como máximo el consumo de energía sea equivalente a 6000 millones de toneladas de carbón estándar.

El BCE tiene una alta esperanza de que el crédito aumente en el segundo trimestre

El Banco Central europeo ve en el segundo trimestre un ligero empeoramiento de los estándares de crédito en los préstamos a negocios, pero sin cambios en los préstamos inmobiliarios.

También espera un nuevo aumento de la demanda de deuda empresarial, consumo e inmobiliaria. Admite que el programa cuantitativo ha tenido un impacto directo en los márgenes bancarios pero se demuestra que ha tenido un impacto positivo en el volumen de los préstamos.

Los resultados empresariales destacados hoy en Europa:

- SAP. La competidora directa de Oracle ha presentado unos resultados con unos beneficios netos de su primer trimestre de 521 millones de euros, bajando desde los 572 del año pasado.

Con respecto a las ventas, alcanza los 5300 millones de euros, una subida del 12% ya que hay un aumento de las ventas en el sector de los servicios en la nube, pero que tienen un precio inferior a las ventas de productos físicos.

Con todo, vuelve a reiterar sus perspectivas para todo el año con unas ventas que oscilan en una horquilla de 23.200 millones de euros a 23.600 y un beneficio entre 6800 y 7000, sin tener en cuenta los movimientos en las divisas.

- Novartis ha presentado resultados del primer trimestre con unos ingresos netos que se sitúan en 1700 millones de dólares como una bajada del 17%. Si quitamos los efectos de las divisas, los ingresos bajan el 15%.

Pasando a las ventas, están en 11.500 millones de dólares, un descenso del 1%, pero si no tenemos en cuenta las divisas, los ingresos suben el 2%.

El problema en los resultados son las cargas relacionadas con el fracaso de un nuevo fármaco que no ha conseguido superar al tratamiento que ya está en el mercado. Con esto, se tiene que cancelar todo y asumir las pérdidas que ronda los 800 millones de dólares.

- Ericsson ha presentado unos resultados del primer trimestre con unas pérdidas netas de 10.900 millones de coronas suecas, cuando el año anterior tuvo unos beneficios de 2100 millones. Esto hace que las pérdidas sean muy superiores a lo esperado. El problema ha estado en una menor proyección de los volúmenes de venta, entre otras revisiones contables de los costes de proyectos.

Las ventas se sitúan en 46.400 millones de coronas suecas, bajando el 11% desde el año pasado. Intentando compensar, su comentario de que su estrategia de negocio más concentrada mejorará de forma significativa su rentabilidad del año que viene.

- AMS se dispara cerca del 16% al haber presentado unos resultados del primer trimestre con unas ventas por encima de lo esperado y se espera que haya un fuerte crecimiento en 2017 para la compañía por la puesta en escena de la nueva versión del iPhone por parte de Apple. Este valor está subiendo más del 100% este año.

- Enagas

Esperan que el déficit de tarifa desaparezca en 2017 cuando el objetivo parecía estar en 2018.

También creen que el crecimiento del beneficio después de impuestos en 2017 será del 12%. A marzo el beneficio neto creció encima del 54%. Los objetivos de EBITDA e inversiones este año son de 987 millones y 600 millones respectivamente.

Con respecto al dividendo, en 2017 será de 1,46 euros por acción.

Resultado operativo bruto mejoró el 16,9% alcanzar los 200 cuenta y 1,8 millones de euros a marzo con una aportación de 39 millones por parte de la chilena GBL Quintero.

La demanda nacional de gas natural hasta marzo creció el 8,4% interanual dentro de un marco de recuperación económica y aumento del uso para la generación eléctrica.

- Volvo presentó resultados del primer trimestre con unos beneficios netos de 4730 millones de coronas suecas, un incremento del 25% nada menos, mejores de lo esperado.

Las ventas en el trimestre alcanzaron los 77.370 millones de coronas suecas, un incremento del 8%, también mejores de lo esperado.

La demanda de camiones en Europa sigue alta, parece que está rebotando y haciendo un suelo en Estados Unidos, Japón también tiene buena demanda y además la india y China está mejorando.

Los resultados empresariales destacados hoy en Estados Unidos:

- Du Pont presenta unos resultados del primer trimestre con unos beneficios por acción de 1,27 dólares, por debajo de lo esperado que eran 1,38 dólares y bajando desde los 1,39 $ del año pasado. Ajustados suben fuertemente hasta los 1,64 dólares, mucho mejor de lo esperado.

Las ventas pasan de 7410 millones de dólares hasta los 7740.

- Eli Lilly presenta unos resultados con unas pérdidas de -0,1 $, bajando estrepitosamente desde unos beneficios de 0,41 $ del año pasado. Ajustados son beneficios de 0,98 $, subiendo desde los 0,83 $ del año pasado y mejor que los 0,96 $ esperados.

Las ventas suben a 5230 millones de dólares desde los 4870 del año pasado.

Con respecto a las previsiones, espera que los beneficios por acción en 2017 estén en el rango de 2,6 $ a 2,7 $, y los ajustados los respalda en la horquilla del 4,05 $ a 4,15 $

- Coca-Cola presenta unos resultados del primer trimestre de 0,27 $, bajando desde los 0,34 $ del año pasado. Ajustados son 0,43 $, ligeramente por debajo de lo esperado que eran 0,44 $.

Las ventas bajan el 11% hasta los 9100 millones de dólares, por encima de lo esperado.

Con respecto a las perspectivas, los beneficios por acción para todo el año ajustados podrían bajar entre el 1% y el 3% contra los de 2016.

- Biogen tiene resultados del primer trimestre de 3,46 $ por acción, por debajo de lo esperado que eran 4,97 $ y además bajando desde los 4,43 $ del año pasado. Ajustados son 5,2 $, por encima de lo esperado.

Las ventas suben de 2730 millones de dólares a 2810, mejor de lo esperado.

- Lockheed Martin presenta beneficios del primer trimestre de 2,61 $, bajando desde los 2,91 $ del año pasado y peor de lo esperado que eran 2,79 $.

Las ventas suben hasta los 11.100 millones de dólares desde los 10.400 del año pasado, ligeramente peor de lo esperado.

Con respecto a las perspectivas de este año, las ventas estarán en la horquilla de 49.500 millones de dólares a 50.700, un aumento de 100 millones tanto en la parte superior, la inferior.

- 3M presenta resultados de 2,16 $, subiendo desde los 2,05 $ del año pasado y mejores de lo esperado que eran 2,07 $,

Las ventas suben de 7410 millones de dólares a 7690, por encima de lo esperado.

Con estos resultados sube su perspectiva de beneficios por acción para todo el año a una horquilla de entre 8,7 $ a 9,05 $, desde 8,45 $ a 8,8 $.

- Caterpillar presenta resultados de beneficios por acción del primer trimestre de 0,32 $ bajando desde los 0,46 $ del año pasado. Las cifras son peores de lo esperado que eran 0,62 $. Si quitamos las cargas por reestructuración, las cifras son beneficios de 1,28 dólares.

Las ventas suben de 9460 millones de dólares a 9820, por encima de lo esperado que era una bajada.

Con todo esto, sube la perspectiva de ventas para todo el año a una horquilla de 38.000 millones de dólares a 41.000 millones.

- McDonald’s presenta unos resultados de 1,47 dólares, mejores que los 1,32 $ esperados y representan una subida del 18%.

Las ventas bajan de 5904 millones a 5676, bastante mejor de lo esperado. Las ventas en centros con más de un año a nivel global suben el 4% y en Estados Unidos el 1,7%.

Los datos de Europa de hoy:

España:

Precios de producción industrial de España suben el 6% interanual, rebajándose un poco desde el 7,4% de febrero.

En términos mensuales, el marzo tenemos un descenso de -0,8% por un descenso en los precios de la energía.

Los datos de EEUU de hoy:

- Índice de la Reserva Federal de Filadelfia del sector de no manufacturas nos deja un índice de nuevos pedidos que sube de 22,6 a 33,5 en abril.

El índice de empleo a tiempo completo sube de 17,2 a 26,4.

El índice de salarios y costes sube de 22,3 a 39,3.

El nivel de actividad empresarial sube de 32,5 a 34,9. El de negocios regionales baja de 35,4 a 30,1.

La lectura general, que es este último índice regional que hemos visto, es un punto negativo porque es un descenso, aunque la realidad es que las firmas más grandes y los datos en el interior del índice son muy positivos, especialmente esa fuerte subida del dato de empleo.

El dato es ligeramente positivo para el mercado, ligeramente positivo para el dólar, ligeramente negativo para los bonos.

- Índice de precios de 20 áreas metropolitanas Case Shiller del mes de febrero nos deja un incremento interanual del 5,9%, subiendo desde el 5,7% anterior y mejor de lo esperado por dos décimas.

Sin embargo, la variación mensual del mes de febrero pasa de un incremento del 0,9% a ser uno del 0,7%, peor de lo esperado que era subir el 0,8%.

En general, los precios siguen subiendo en el mercado inmobiliario y esto es positivo para la economía y de momento no parece que afecten los problemas de la subida de tipos de interés hipotecarios porque ya vimos la semana pasada que habían bajado los fijos a 30 años por debajo de 4%, por lo que la situación sigue en calma y favorece a la economía.

Buen dato para el mercado, buen dato para el dólar y mal dato para los bonos.

- Índice de precios de viviendas monitorizados por la FHFA nos deja una variación alcista en el mes de febrero del 0,8% subiendo desde el 0,2% anterior y mucho mejor de lo esperado que era una subida de 0,3%. En la interanual pasamos de una subida del 5,7% al 6,4%.

Sigue dando apoyo a la economía del sector inmobiliario y, como hemos visto en otros indicadores, hay un fuerte beneficio por ver que los tipos hipotecarios se mantienen en niveles más bajos que en semanas anteriores, cerca de los que teníamos cuando entró en la Casa Blanca Donald Trump.

- Confianza del consumidor de la Coference Board del mes de abril nos da un susto porque pasamos de 124,9 a 120,3, una bajada superior a lo esperado que era quedarnos en 122,5.

Tomamos este descenso como una especie de medida de precaución hasta que la Casa Blanca decida poner en marcha los programas estrella de Donald Trump, pero no es lo que necesitamos ver.

Mal dato para la economía, mal dato para el mercado, bueno para los bonos y malo para el dólar.

- Venta de viviendas nuevas en Estados Unidos del mes de marzo pasa de un crecimiento del 0,3% a un disparo del 5,8%, por encima del descenso de -0,8% que se esperaba. En miles de unidades anualizadas, pasamos de 587.000 a 621.000, mejor de lo esperado que era bajar a 583.000.

Es un muy buen dato que va a lomos de los indicadores de precios que hemos conocido antes de la apertura. Hay que recordar que los tipos hipotecarios han descendido mucho en las últimas semanas hasta anular el incremento desde que Donald Trump es presidente. Es un buen dato para la economía, buen dato para el mercado, buen dato para el dólar y malo para los bonos.

- Índice de manufacturas de la Reserva Federal de Richmond nos deja una lectura del mes de abril de 20, bajando desde el 22 anterior pero por encima del 16 esperado.

El indicador de envíos sube fuertemente desde 17 a 25 y el de servicios también sube fuertemente desde nueve 22.

El dato general no es excesivamente positivo, pero lo es cuando se combina con el resto. Buen dato para la economía, buen dato para el mercado, buen dato para el dólar y malo para los bonos.

Resumiendo la sesión: gracias a los resultados empresariales de firmas importantes dentro del Dow Jones, Estados Unidos ha intentado cerrar el hueco de movimiento que creó Europa en el día de ayer, ya que nos movimos mucho más que los americanos. Ahora, con Francia tranquila, el BCE tiene el camino más despejado para cambiar de tercio y todos los ojos están puestos en los planes estrella de Donald Trump que han vuelto otra vez a poner encima el movimiento favorable a los bancos y dañino para las Utilities.