Una vez más ha vuelto a pasar. Cuando todo parecía torcerse el viernes en Wall Street los soportes volvieron a funcionar, y otra vez la media de 200 paró el golpe. En pleno rebote técnico, el mercado ha aprovechado varias excusas para reforzar la subida.


A saber:

Una nueva compra de Warren Buffett, la subida de China del 5%, aunque haya sido por malos datos macro, y el consabido mejor, porque así tomarán medidas...el acuerdo de Grecia que parece que se va a firmar de forma inminente, puede que hoy o mañana.

La cuestión es que los soportes resistencia, Wall Street vuelve a su lateral de siempre, y Europa mucho mejor armada técnicamente a intentar seguir construyendo una estructura alcista sostenible.

Vamos con la crónica al completo de la sesión.

Esta era la crónica de apertura:


Se espera una apertura alcista en Europa. Estos son los factores a considerar.


La clave principal de la subida está muy clara: El cierre de Wall Street lejos de los mínimos alcanzados en algunos momentos de la sesión.

Y eso que el dato de empleo ha incrementado decisivamente las posibilidades de subidas de tipos en EEUU.

Pero ahí estaba la media de 200 del S&P 500 para ejercer por enésima vez de salvavidas. Al ver que no cedía claramente al final hubo "Mano Fuerte misteriosa" habitual, que ya lleva muchos días apareciendo siempre en los últimos minutos, seguramente la del equipo de rescate porque las manos fuertes están en distribución hace tiempo. Y esto nos permite hoy subir en Europa.
Publicidad

Otro factor que también está influyendo es el hecho de que la bolsa china esté subiendo más del 4,5% en estos momentos aún sin cerrar. Y eso que han salido datos macro realmente malos. Así la inflación en línea con la debilidad económica general está a niveles mínimos desde 2009 y las exportaciones chinas bajaron más del 8,5%, peor de lo esperado.

Pero ya saben como funcionan hoy en día las cosas, las bolsas, opinan, que mejor, porque así su banco central tomará nuevas medidas de estímulo que tanto gustan a las bolsas.

También es un factor positivo el hecho de que hoy aparecen numerosos comentarios que dicen que el tercer plan de rescate griego, está muy cerca de finalizarse.

Desde el punto de vista técnico, sigue siendo clave, como no, esa media de 200 en el S&P 500, y en Europa los gráficos siguen teniendo buen aspecto.

En cuanto a datos macro importantes para hoy en Europa:

Sólo tenemos a las 10h30 el indicador de sentimiento de la eurozona Sentix. Se espera una subida de 18,50 a 20,20.


Y este el artículo de Situación Intradía.

Se está hablando mucho en los últimos días de la encuesta de sentimiento de la Asociación americana de Inversores Individuales, AAII, que está realmente en un extremo de sentimiento negativo, lo cual por ley de sentimiento contrario no es bueno. Pero cuidado, normalmente en los extremos está encuesta suele coincidir con la de Investors Intelligence.
 
Bien es cierto que el colectivo al que se dirige esta última, es diferente. Se hace entre gestores profesionales de cartera. Es decir suelen ser algo a medio camino entre los particulares y las manos fuertes, que no están en ninguna de las dos encuestas.
 
Ya la realidad es que estos gestores no están para nada en extremo negativo, más bien todo lo contrario, están hasta demasiado alcistas.
 
Todo esto se explica muy bien y en profundidad en este artículo en inglés:
 
Making Sense Of Recent Market Sentiment Polls And Data
 
 
Les voy a seleccionar del artículo dos gráficos con los que creo es suficiente para entender esta divergencia:
 
Vean primero la posición alcista en Investors Intelligence:

 
 
Como ven lejísimo de estar anunciando extremos negativos que son los buenos. Las dos zonas en gris, son los mercados bajistas, que se dieron cuando el número de alcistas era muchísimo menor.
 
El segundo es el de la AAII
 



 
 
Como ven aquí hay mucho menos optimismo, pero insisto en que al no coincidir con los otros hay que andarse con ojo.
 
Mientras se siguen produciendo fenómenos que me dejan inquieto.
Uno de ellos lo pueden ver en este artículo.
 
 
 
Vean este gráfico donde está la clave de todo:



 
 
 
Cuando en el mercado se dan a la vez muchos máximos y mínimos de 52 semanas no es una buena señal, es una señal de confusión, la señal famosa de Hindenburg Ome se basa en esto, aunque lo complica más.
 
Está volviendo a pasar este fenómeno, y vean en el gráfico desde 1995, que excepto en una ocasión, la primera de todas en los años 90, cuando pasan estas cosas, siempre han sido precursoras de malos desempeños del S&P 500 a continuación. Un indicador para tener muy en cuenta y para andarse con bastante prudencia en Wall Street.
 
Como decía la señal de Hindenburg Ome se basa en esto y de hecho está activada una señal mayor. Si le colocamos todos los filtros posibles, estaría dando una señal máxima de este indicador que a menudo precede las vueltas mayores de mercado. Lo pueden ver en este gráfico de Zero hedge.