Subidas fuertes en Europa, ante la bajada del euro, que parece intenta poner fin a su rebote, lo que ha vuelto a activar al Dax alemán, al sector de automoción, y todos les hemos seguido. A fin de cuentas el efecto QE renace. Además la actividad de fusiones y adquisiciones, y nuevas medidas de fomento de la economía por el gobierno chino, han terminado de animar a las bolsas. La tendencia de fondo en Europa, sigue siendo alcista. 
 Usamos mucho la expresión “cantar las 40” para expresar que le decimos las verdades de manera firme a alguien, pero ¿de dónde viene la expresión? Pues en este enlace del Diario de Navarra, lo podemos ver:
 
Expresión tomada de juegos de cartas españoles, particularmente del denominado tute o ture cabrero. Los jugadores cantan a viva voz las 40, para anunciar que han logrado juntar el caballo y el rey del palo que otorga el triunfo en la mano, sumando de tal forma, 40 puntos. “
 
Hoy, tras unos días de titubeos en Europa, los alcistas le han vuelto a cantar las 40 a los bajistas, y hemos tenido una sesión de fuertes alzas. A la vieja usanza. Es decir, el Dax el que más sube, el Ibex el que menos y en el stoxx automoción el que más sube. Ya saben esto lo que significa. Causa de la subida la QE, y el euro débil. Ahora mismo baja el euro 0,62% y eso a las bolsas europeas les suena a música celestial.
 
Además ha sido favorable el ambiente de fusiones y adquisiciones con Intel que parece puede ofertar 10.000 millones de dólares por Altera, y las nuevas medidas del gobierno chino para fomentar el mercado inmobiliario. Aún no han salido de esa burbuja y ya la van a poner más acelerada, pero al mercado le gusta todo esto.
 
Lo de Grecia, no marcha bien. La lista de medidas de Syriza parece que dan en el Eurogrupo muy poca confianza, conociendo el percal, y ya veremos cómo termina todo esto, pero no tiene buena pinta en el medio plazo. Aunque los mercados no han hecho mucho caso.
 
Vamos con la crónica al completo de la sesión.
 
Se esperaba una apertura moderadamente alcista en Europa...

En este madrugón tonto con el cambio de la hora. Las cifras de ahorro energético que genera son ridículas, y ayer en la residencia de mi madre, estaban todos los ancianos trastocados, con la hora dichosa. Además hay que recordar que España, por una decisión de la época de Franco, está fuera de su horario correcto, que sería el mismo de Londres, lo cual fomenta que lo hagamos todo más tarde. Pero en fin, es lo que hay, volvamos al mercado.

La apertura alcista con el sector tecnológico en todo lo alto. Se espera que la tecnología europea tenga hoy un buen día, gracias al anuncio de la compra de Altera por parte de Intel. Si al final se confirma del todo, hablamos de 10.000 millones de dólares. Este asunto ya llevó a subir el viernes a Intel casi el 6% y a Altera el 28%, lo cual arrastró al alza al sector de semiconductores y contagió a la tecnología, incluido Nasdaq Bonoloto digo Biotech. Así Wall Street salió de mínimos, del día, aunque sigue sin tener ninguna fuerza.

Otro factor positivo en la jornada es la fuerte subida de la bolsa de China, gracias a los comentarios del gobierno en el sentido de que van a tomar más medidas de apoyo a la economía. Y esto, hoy en día mueve más mercado que nada.

El Nikkei se ha contagiado y ha subido el 0,65% al cierre.

En noticias no tan positivas, de nuevo declaraciones muy subidas de tono y agresivas de Syriza en Grecia durante el fin de semana, un ministro con frasecitas de que no están al servicio de los imperialistas europeos, que les tratan como a una colonia lejana, otras diciendo que están preparados para la ruptura, etc. No terminan de ver el error que es hablar así, en plenas negociaciones. Esta semana se tiene que revisar la lista de reformas que han presentado. Veremos que pasa con todo esto.

El petróleo ha perdido casi todo lo ganado tras la declaración de guerra de Arabia Saudita contra determinadas facciones rebeldes en Yemen, que en realidad es una guerra entre Irán y varios paises árabes. Ahora se mueve en el entorno de 48, lo que no es favorable para el sector de energía.

Empezamos una semana donde muchos operadores van a empezar a marcharse de vacaciones, y el volumen irá bajando cada día, lo cual nunca se sabe, puede causar sesiones lentas, o magnificar los movimientos por falta de contrapartdas si se producen.


De nuevo claras subidas en Europa, lo cual no es nada de extrañar porque la tendencia de fondo sigue siendo alcista.
 
El posible acuerdo de compra de Intel sobre Altera está animando a las tecnológicas europeas, como ya animó a los mercados de EEUU el viernes.
 
Como el Ibex tiene pocas tecnológicas y muchas energéticas, que hoy tienen de nuevo el crudo a la baja, se está quedando algo rezagado, aunque también sube. También la cercanía a los máximos de la semana pasada le frena, ya que todo el mundo es consciente de que si los supera tiene vía libre hasta mucho más arriba, y quien más quien menos espera que dispare el otro primero.
  
En China se ha anunciado a media mañana nuevas medidas para fomentar el mercado inmobiliario y al mercado estas cosas le gustan mucho.
 
En esta guerra de divisas que estamos sufriendo, podríamos mirar, viendo el S&P 500 que está más congelado que otra cosa, que es sorprendente que con lo que está subiendo el dólar no esté haciendo puré a las exportadoras norteamericanas, es decir lo contrario de lo que pasa en Europa.
 
Pero la realidad es que este factor sí que pesa y mucho, aunque a primera vista no se vea. Las exportadoras lo están pasando mal, y de hecho son las que están frenando al índice.
 
Se ve muy claro, en este gráfico de FacSet.
 
s1


Pues ahí lo pueden ver. Desde el 31 de diciembre al 26 de Marzo, si vemos todas las compañías del S&P 500, color gris en el histograma +0,6%.
 
Pero aquí viene lo importante, barra azul del histograma son las compañías que tienen más del 50% de sus ventas dentro de EEUU.
 
La barra verde representa la media de las compañías que tienen menos del 50% de sus ventas dentro de EEUU, es decir las que más exportan.
 
En toda esta cuestión de la bajada del euro contra el dólar, tenemos que tener en cuenta otro factor de debilidad permanente para el euro del que se habla poco. Lo pueden ver en esta cita de un análisis de la firma helvética Credit Suisse:
 
En la compra de deuda pública por parte del BCE, consideramos que los vendedores más importantes serán extranjeros. En septiembre de 2014, estos poseían aproximadamente 2,5 de los 7,3 billones de EUR de la deuda pública total de la zona euro que se hallaba en circulación. También sabemos que las compras de deuda pública por parte del BCE ascenderán a unos 50.000 millones de EUR al mes. Así pues, si el BCE comprara bonos proporcionalmente a todos los tenedores, cada mes los extranjeros venderían unos 17.000 millones de EUR. No todos los vendedores abandonarían por completo la zona euro, naturalmente, podrían adquirir otros activos denominados en EUR. Pero, potencialmente, un grupo importante de vendedores de deuda pública de la zona euro saldría del EUR. Nos referimos a bancos centrales extranjeros, que poseen una parte importante de sus reservas de divisas (más de 1 billón de EUR de las reservas identificadas) en EUR,! principalmente en deuda pública de la zona euro. Los bancos centrales extranjeros ya han reducido sus reservas en EUR en los últimos dos años, a medida que el diferencial de las tasas de interés a corto plazo evolucionaba a favor del USD. En nuestra opinión, probablemente sigan reduciendo estas reservas, vendiendo deuda de la zona euro y reemplazándola por otros activos denominados en las grandes monedas utilizadas para las reservas, como USD y, posiblemente, GBP, CAD, AUD o CHF. Los residentes de la zona euro posiblemente contribuyan también a la fuga de capitales a medida que se vaya intensificando su búsqueda de rentabilidad. Este fenómeno se añadiría al cúmulo de calamidades del EUR. En los últimos seis meses de 2014, los residentes de la zona euro vendieron títulos de deuda denominados en EUR por valor de 166.000 millones de EUR, casi el mismo importe que el superávit de cuenta corriente acumulado de toda la zona euro en el mismo periodo. En general, consideramos que todos estos riesgos hacen muy probable que el EUR/USD se sitúe por debajo de la paridad.
 
A mí me ha parecido un factor pero que muy a tener en cuenta.
 
Y ya que estamos hablando de divisas, dos ideas de inversión.
 
El euro contra el franco suizo tras toda la tremenda volatilidad desde el francoggedon, parece que no tiene buenas perspectivas contra el franco suizo, son el agua y el aceite, el franco tiene buenas perspectivas, el euro está débil por si mismo,  puede que sea una buena idea apostar de cara al medio plazo a que el euro baja contra el franco. Si Syriza al final además forzará problemas con el Eurogrupo podría acelerar más la debilidad del euro y a la inversa la fortaleza del franco.
 
Y otro par para echarle un ojo es el real brasileño, contra el dólar. No parece que el real brasileño tenga precisamente buenas perspectivas.
 
El dólar también afecta mucho al petróleo, le hace bajar, aunque ahora mismo el petróleo está haciendo intentonas alcistas ante el conflicto bélico entre Arabia Saudita y Yemen, aunque todos saben que en realidad es una guerra entre Arabia… e Irán. No es este es un motivo, precisamente inocuo, para la subida, pero en fin, el caso es que el petróleo se recupera. ¿Nos lanzamos de cabeza sobre las empresas energéticas? Pues no parece una idea.
 
Y es que si miramos el S&P 100 de energía, el capital que está en posición corta es del 9,99%. Y en los últimos días está tocando máximos desde el año 2007. Su media histórica es de alrededor del 5%. Vamos que muchas manos fuertes están usando los últimos repuntes para ponerse más cortos en el sector. Y hay que huir de los valores con noticias de manos fuertes dentro cortas. Y si no a las pruebas me remito.
 
Según datos de Bespoke en el S&P 500, desde febrero, los valores que más cortos de manos fuertes tienen lo hacen de media tres veces peor que un valor que no tiene demasiados cortos. Como vemos mejor no arriesgarse con estas cosas. 
 
Pues no hay que calentarse mucho la cabeza, las menos exportadoras suben de media el 1,5%, y las más fuertes exportando bajan de media 1,8%, con lo que queda claro que el efecto dólar si está teniendo un efecto claro y directo sobre las empresas afectadas en EEUU. Factor importante a tener en cuenta.
 
Veamos ahora una curiosidad.
 
La semana pasada decíamos que el S&P 500 estaba en un extraño fenómeno a rastras. Nunca había pasado desde 1994 que estuviera tantos días sin cerrar dos consecutivos al alza.
 
28 días en total.
 
La última que ocurrió fue en abril de 1994. Y antes en mayo de 1.970. Hasta la II Guerra Mundial ya no hay más casos, como vemos un fenómeno raro, y que nos deja claro que el mercado norteamericano está obtuso, confuso y difuso.
 
Por curiosidad, y según datos de Bespoke les diré que a las dos semanas de terminar este fenómeno el índice perdía el 7,49% en 1.970 y en 1994 perdía el 1,50%. No parece un fenómeno demasiado favorable.
  
En cuanto a Grecia entramos en fase de turbulencias. Un miembro de Syriza dijo el viernes que si no se aprobaba su lista de reformas están preparados para la ruptura. El ministro de energía dijo que el Eurogrupo se comporta como unos imperialistas sin escrúpulos hacia una colonia distante… Este lenguaje agresivo de Syriza no ha traído más que problemas. Y además vean esta encuesta de Gallup que salía en zerohedge.com este fin de semana. El acercamiento de Grecia a Rusia es más que un rumor…
 
s2


Dicen que a quien buen árbol se arrima buena sombra le cobija, pero no parece que el Reino de Putín sea ni buen árbol, ni que sus sombras sean precisamente benéficas, pero como dijo Krugman, cuando la fe política entra en vigor, las evidencias no tienen ninguna oportunidad.
 
Esto de Grecia, tiene todas las papeletas de terminar mal, a corto, o a medio plazo, esa es la única duda. Y su repercusión en los mercados hay que prepararla. Capacidad de dar volatilidad a corto plazo si pasa algo, tiene y mucha, capacidad de traer turbulencias graves a medio plazo, lo dudo bastante. 

El saldo de las instituciones al cierre del viernes sigue siendo neutral y al borde de la compra pero sin cambios. No hay novedades por este frente por ahora. 

Tanto al mercado europeo como norteamericano le está sentando de maravilla este primer día de una nueva semana dejando ya atrás la influencia del vencimiento trimestral de derivados.

Ha sido decisiva la vuelta al alza que vimos el jueves pasado y que se originó en EEUU a llegar a zonas importantes repartidas por multitud de índices, pero en especial el Dow Jones de transportes y al Nasdaq.
 
djia


nasdaq


Como se puede observar, mucho cuidado si dejamos aquí muestras de interés vendedor que nos pueden parar…

La vuelta anterior también se vio perfectamente en Europa y para muestra la situación del futuro del índice alemán, que da por finalizada la bandera, rompiendo por arriba y poniendo los ojos en la zona de máximos del mes pasado, aunque debemos recordar que las vacaciones está ya en marcha y el viernes hay dato de creación de empleo de EEUU de marzo y que la bolsa europea estará cerrada.

Publicidad
dax


Ahora mismo el futuro del índice alemán es uno de los que más está mejorando, y prueba de ello lo tenemos en que el súper sector de automoción y recambios es el mejor de Europa con un aumento del 2,08% seguido de las químicas con 1,73% y las tecnológicas con 1,49%.

Precisamente, las tecnológicas iniciaron el viernes pasado una tendencia que hoy ha estado presente en EEUU, y es la de una oleada de fusiones y adquisiciones de gran calado. Uno de estos valores es UnitedHealth, perteneciente al Dow Jones, y es el que más puntos está aportando en estos momentos.

Todo este movimiento está eclipsando lo que nos estuvo preocupando la semana pasada, el potencial de revalorización del dólar está a la espera de factores que le puedan potenciar, aunque lo tiene muy fácil con ese programa cuantitativo del BCE que genera debilidad perpetua con el euro.

Todos los SPDR del SP500 están subiendo, incluso los que están directamente relacionados con las materias primas, el de energía y el de materiales, aunque ninguno de los dos tiene el apoyo del subyacente, las materias primas, ya que por ejemplo el oro y el crudo de referencia en EEUU está cayendo cerca del 1% y eso hace que no nos debamos fiar demasiado.

Las tecnológicas y los semiconductores, protagonistas hoy:

Hoy las llamadas en las tecnológicas, por esa estela que dejó Wall Street viernes debido a esa operación de posible compra sobre Altera por parte de Intel.

La operación tiene un doble filo, ya que por un lado se ve claramente que Intel quiere alcanzar otros mercados, pero la otra parte de la operación subraya que el nicho de mercado que ha estado explotando Intel desde su fundación, está prácticamente agotado.

A nadie escapa que las tabletas poco a poco han comido espacio a los ordenadores personales, pero la mezcla de las tabletas más pequeñas con los móviles son lo que se está utilizando hoy en día para hacer lo que antes se hacía con un ordenador.

El problema es que Intel lo ha intentado pero no ha podido meterse en este mercado ya que está copado por otros fabricantes y las marcas ya están hechas.

Con la compra de Altea, que tienen mercados muy determinados como por ejemplo aplicaciones industriales, torres de telefonía móvil incluso aplicaciones militares, es un sitio para crecer que no estaba explotado como debiera y más cuando las ciberguerras van a ser el campo de batalla más habitual.

Las negociaciones están en curso y una posible compra rondaría los 10.400 millones de dólares, siendo la compra más grande del gigante de los semiconductores.

La erupción de los smartphones como instrumento principal para la conexión a internet está generando una concentración en el sector, como ya pasó con las empresas de telecomunicaciones en la crisis y como hay fuerzas están intentando hacer lo mismo en el sector petrolero con la caída del crudo.

El viernes, Altera se disparó +28% y algo más del 6% Intel:
 
Para lo que sirvió el rebote del euro:
 
Según datos de Reuters, si unificamos todas las posiciones en todas las divisas contra el dólar, tenemos que el saldo neto de largos de dólares sube desde los 38.590 millones de la semana anterior a 43.910 millones de dólares.
 
Esto desmiente todos los rumores de que las manos fuertes estén girando sus posiciones en dólares, más bien todo lo contrario, cada vez se apuesta más por el dólar.
 
Si nos vamos al euro en concreto, está claro que se ha aprovechado el rebote al alza del euro para ponerse cortos. No hay duda alguna.
 
Se pasa de los 56.329 contratos abiertos largos en euro contra dólar de la semana anterior a 50.148. Y de los 250.103 cortos a 271.111, lo cual es un nuevo récord.
 
El total neto es de 220.963 contratos netos abiertos cortos desde los 193.774 anteriores.
 
Veamos en otras divisas:
 
En el yen japonés, se pasa de 48.054 contratos netos abiertos cortos a 45.905.
 
En la libra se pasa de 37.851 netos cortos a 38.557.
 
En el franco de 2.235 largos a 3.955 cortos.
 
En el aussie australiano de 28.807 a 28.368 netos cortos.
 
En peso mexicano de 55.939 cortos a 41.100.
 
En el kiwi de Nueva Zelanda se pasa de 1.141 netos cortos a 866.

Los datos  de Europa de hoy:

España:
 
IPC de España de marzo interanual baja -0,7%, menos de lo esperado que era -0,9%, bajando desde el -1,2% anterior. 

Italia:
 
Confianza empresarial de Italia de Marzo sube a 103,7 desde el 100,5 anterior, mejor de lo esperado que era bajada a 99,8.

Confianza del consumidor de Italia de marzo sube a 110,9 desde el 107,7 anterior y justo lo esperado.

En cierta manera compensa las malas cifras de pedidos a fábrica y ventas.

Reino Unido:
 
Crédito hipotecario de febrero sube a 1.700 millones de libras desde los 1.600 y mejor de lo esperado que era sin cambios.

Visto bueno a hipotecas sube a 61.760 desde los 60710 y mejor de lo esperado que era bajar a 61.500.

M4 baja -0,2% desde el -0,7% y lo esperado.

Préstamos netos a individuos sube a 2.500 millones de libras desde los 2.400 anteriores, lo esperado. 

 Eurozona:

Crédito hipotecario de febrero sube a 1.700 millones de libras desde los 1.600 y mejor de lo esperado que era sin cambios.

Visto bueno a hipotecas sube a 61.760 desde los 60710 y mejor de lo esperado que era bajar a 61.500.

M4 baja -0,2% desde el -0,7% y lo esperado.

Préstamos netos a individuos sube a 2.500 millones de libras desde los 2.400 anteriores, lo esperado. 

 Alemania:

IPC de Alemania de marzo +0,5%, lo esperado desde el +0,9% anterior. La interanual sube a +0,3%, lo esperado, desde el +0,1% anterior. Armonizado mensual también +0,5%, lo esperado, desde el +1% anterior. Interanual +0,1%, lo esperado, desde el -0,1% anterior.

Los datos de EEUU de hoy:

Ventas de viviendas pendientes de escriturar. Es decir viviendas vendidas pero pendientes de escriturar, según la National Association of Realtors suben 3,1% cuando se esperaba una subida de 0,4% tan sólo.

En interanual la subida es de 12%.

Malo para bonos, bueno para dólar, e imprevisible para bolsas, puede que pese, peor "porque así subirán antes los tipos"

Es el mejor dato desde mayo de 2014.
- Índice de manufacturas de Dallas:

-17,4 cuando se esperaba -9, mucho peor de lo esperado.

Los gastos personales que es la partida más importante sube 0,1% cuando se esperaba +0,2%. El dato de enero se mantiene en -0,2%. Y nos sigue mostrando un consumo flojo con lo importante que es para esta economía, que no da un dato bueno ni por equivocación.

Los ingresos personales suben 0,4% cuando se esperaba +0,3%.

El PCE Core Index, que es muy importante porque es la verdadera medida de inflación que mira la FED sube 0,1% que era lo esperado. En interanual sube +1,4% con lo que la FED no estará nada preocupada por la inflación. Vean gráfico de Blooomberg interanual.

bloom
 
Resumiendo la sesión. Subidas fuertes en Europa, ante la bajada del euro, que parece intenta poner fin a su rebote, lo que ha vuelto a activar al Dax alemán, al sector de automoción, y todos les hemos seguido. A fin de cuentas el efecto QE renace. Además la actividad de fusiones y adquisiciones, y nuevas medidas de fomento de la economía por el gobierno chino, han terminado de animar a las bolsas. La tendencia de fondo en Europa, sigue siendo alcista.