Día soso y aburrido, con bajo volumen, en donde hemos tenido muy poco movimiento y sólo el futuro del Ibex 35 se ha llevado algo de tajada en donde se sigue viendo la diferencia de comportamiento a favor que tiene comparado con el DAX. El Euro ha ganado potencia y eso ha dañado más al índice alemán, mientras le ha dado algo de aire fresco a Wall Street que ha aprovechado a la perfección para alejarse de soportes, tras unos datos macro positivos como otro buen dato de paro semanal que aumenta la incertidumbre sobre el dato de mañana. Las noticias sobre un comunicado en las negociaciones con Irán sobre su programa nuclear han animado el final de la sesión con un desplome del crudo por posible eliminación de ese foco de tensión.
 Se acabó la sesión en Europa y la semana, por lo que con esto y un bizcocho, hasta el martes 7.

La sesión ha sido la típica de un último día justo antes de un largo fin de semana o de unas vacaciones, sin muchas ganas de mover pieza, con bajo volumen y en general ha sido Wall Street la que al final nos ha movido algo, notándose más en el Ibex 35 que ha sido uno de los mejores de Europa y marca todavía más el mejor comportamiento con respecto al índice alemán que se ha visto dañado por la recuperación del euro, con este último pudiendo dejarnos a medianoche figuras alcistas que pueden hacerle algo más del año.

Si el euro, subiendo cerca del 1% al cierre de la sesión regular de los mercados, ha sido el punto positivo, el punto negativo lo ha puesto el crudo, ya que el de referencia en Europa al cierre de la sesión regular se ha puesto a caer cerca del 4% al mismo tiempo que aparecían las informaciones acerca de que se estaba preparando un comunicado conjunto entre Occidente e Irán acerca de su programa nuclear, así que el mercado se lo ha tomado de forma positiva y el crudo se ha quedado sin esa tensión de apoyo.

La mejora del euro, apoyado por el empeoramiento de los datos recientes en EEUU,  ha tenido efectos secundarios a medias, ya que al comienzo de la sesión sí animaba las cosas a las petroleras y a las materias primas, dañando a las aerolíneas y a las exportadoras, pero poco a poco sus efectos se han visto diluidos, aunque los negativos sí se han mantenido.

El dato de paro semanal en EEUU ha sido muy bueno y pone un punto más de incertidumbre acerca de lo que pueda pasar mañana con el dato completo de marzo, ya que otros indicadores de empleo apuntan a que puede ser malo pero sin embargo este apunta que va ser bueno.

Veamos la crónica de la sesión al completo:

Se esperaba una apertura confusa en Europa con la vista puesta en las vacaciones con un fin de semana muy largo en donde el lío de Grecia sigue presente y mañana el dato de creación de empleo de marzo en EEUU. Todo con los mercados cerrados, así que es difícil poner dinero encima de la mesa .

Último día de la semana en los mercados y otra vez que Wall Street es el lastre de Europa.

Ayer tuvimos una nuestra clara de lo anterior, primero por la divergencia en los datos macro de las economías de EEUU y la Eurozona, y segundo por la reacción del mercado a los mismos.

No hay que olvidar que USA está sin el QE y sólo con los tipos bajos y la EZ está ya con su QE y con tipos bajos también.

Los PMI de manufacturas de Europa saliendo mejor de lo esperado en la mayoría de países, salvo excepciones muy particulares, pero dentro de la EZ todo fue buen menos en Francia que sigue en contracción. Claro, esto lo comparamos con el de HSBC de China en contracción, con el segundo en contracción de Chicago, y el viento sopla a nuestro favor.

Además, susto muy importante en el ISM de manufacturas, que quedó peor de lo esperado, pero lo que dejó helado a todo el mundo fue la partida de empleo que se quedó justo en 50, la frontera con la contracción. ¿Contracción con los tipos bajos y con la tasa de desempleo bajando sin parar? Pues sí, ya que el dólar encarece las manufacturas que se hacen en dólares y eso tarde o temprano se tiene que notar. Recordemos que desde la FED algunas voces reconocen que este factor debe estar afectando ya a la economía.

Pero las malas noticias no se quedaron ahí, ya que el ADP también decepcionó, pues no sólo fue más bajo de lo esperado si no que se coloca claramente por debajo de los 200.000, así que todo unido creó una palidez en los rostros de los operadores bastante obvio que se tradujo en descensos claros en EEUU, que ya venían anunciados en el Globex desde la madrugada del día anterior con ese descenso en Asia con la falta de evolución de la encuesta Tankan en Japón desde diciembre en los grandes manufactureros (y con todo lo que ha bajado el Yen).

La bajada de Wall Street tras todos los datos seguía el guion establecido por los datos macro y todos los índices importantes bajaron otra vez al entorno de los mínimos del jueves pasado en general, donde dejamos muestras de interés comprador y, por lo tanto, se reforzó el soporte.

No podemos dejar de recordar que tenemos pelea en la FED por la subida de tipos y que parece que no suben tipos esperando que se recaliente la economía para poder tener colchón que amortigüe ese golpe, pero la subida del dólar antes de que la FED mueva un dedo es algo que está empezando a molestarles.

Hoy tenemos el paro semanal el Challenger y los pedidos a fábrica. Estos últimos hay que tenerlos en cuenta por los malos datos de las manufacturas.

En Europa seguimos con el culebrón griego. Atenas ha pasado una nueva lista de reformas tal como le han pedido los socios y algo más detallada. Para meter presión, Atenas dice que la viabilidad de la Eurozona está en juego. Warren Buffet dice que la salida de Grecia podría no ser malo y recordemos todos los comentarios de las agencias de rating quitando hierro al asunto.

En general, la mente de los operadores está ya más en las vacaciones que en el mercado, porque hoy es la última sesión de la semana y no se volverá a operar hasta el martes que viene. Recordemos que eso son muchos días, que el lío de Grecia sigue presente y mañana el dato de creación de empleo de marzo en EEUU, así que son muchos eventos importantes como para asumir riesgos excesivos.

En datos macro en Europa, poca cosa:

10h00:

Déficit público de Italia.

10h30:

PMI de construcción de UK.

La sesión en los mercados europeos se ha desarrollando tal como se esperaba en la apertura, sosa, con muy poco volumen, y prácticamente todo los operadores pidiendo la hora ya pensando en estas minivacaciones que tenemos por delante en donde no volveremos a tener el mercado abierto hasta el martes que viene

No hay prácticamente nada por lo que movernos, ya que los datos macro en Europa son prácticamente inexistentes quitando ese PMI de la construcción en Reino Unido que ha quedado bastante peor de lo esperado, pero es que en algún momento tiene que reflejarse el menor apoyo del gobierno al sector inmobiliario de cara a no fomentar una burbuja en el sector. También poco a poco debe verse algún efecto negativo de tener la libra fuerte, al estilo del dólar americano.

Hablando de EEUU, los últimos datos macro que hemos conocido están haciendo correr ríos de tinta acerca de lo que le puede pasar a la economía norteamericana en esa especie de pájara que le está entrando subiendo el puerto de montaña en el que nos encontramos, como si fuese una de las etapas reina del tour de Francia.

Una de las preocupaciones que todos tenemos en la cabeza es el impacto que va a tener ese incremento del precio del dólar en los beneficios empresariales, ya que por un lado encarece los productos para que puedan ser comprados por otros países y además los costes también se pueden incrementar para aquellos que estén en otros países y las materias primas tengan que ser pagadas en dólares o algún otro tipo de costes. Esta amenaza la hemos estado viendo en la última temporada de resultados y se espera que empiece a ganar impacto en las sucesivas.

Pues bien, Factset se ha puesto a bucear en la temporada del primer trimestre de este año y se ha encontrado con que 85 empresas del SP 500 han emitido perspectivas negativas de beneficios por acción y sólo 16 han sido positivas. Si la situación se queda tal como está y solamente tenemos 16 en positivo, será el número más bajo desde el primer trimestre de 2006 nada menos y además la cifra negativa está por encima de la media de los últimos cinco años que se sitúa en 76.
En resumidas cuentas, ahora mismo toda la atención está situada en el pulso de la economía de EEUU y hemos tenido otra aproximación con el dato de paro semanal.

Siguiendo con Europa, estamos prácticamente planos de media esperando incluso con la influencia de Wall Street que sólo han sido capaces de mover al Ibex y en este momento el mejor súper sector del día es el de bebidas y alimentación con +0,29%, seguido de las constructoras con +0,18% y los servicios financieros con +0,17%.

El principal generador de movimiento que estamos teniendo encima de la mesa en estos momentos es la consecuencia en el mercado de divisas del gran número de datos macro de EEUU peor de lo esperado. Evidentemente, han acertado, es un incremento del EURUSD que debería ser un apoyo claro a las materias primas y así lo fue al comienzo de la sesión, pero en estos momentos no tienen apoyo alguno porque el crudo sigue descendiendo de precio, pone a las petroleras a bajar -0,8%, y los precios de los metales siguen el mismo camino, así que todo se confabula para que el súper sector de recursos básicos sea el peor del día con una bajada de -1,57%. Además, tampoco ayudan los titulares acerca de atentados en una universidad de Kenia por radicales islámicos y tampoco los nuevos atentados de Al Qaeda en Yemen.

Donde sí se está viendo perfectamente el perjuicio de un euro más caro, es precisamente en el súper sector de automoción y recambios que está bajando -0,75%, siendo el lastre principal del índice alemán, incluso con las filtraciones acerca de que la venta de coches nuevos en Alemania en marzo se ha disparado +9%.

Viajes y ocio era otro de los súper sectores bien colocados nada más comenzar la sesión, aprovechando las nuevas presiones bajistas del crudo, pero ahora mismo está bajando -0,58%, notando también la presión de un euro más bajo.

Bien, todos los movimientos anteriores hay que encuadrarlos dentro de una situación en donde mañana en Europa es festivo y el lunes también, por lo que hay un fin de semana realmente grande en donde las recogidas de beneficio hoy serían más que lógicas sabiendo que la situación de Grecia no está cerrada y que mañana tendremos el dato de creación de empleo de EEUU y puede pasar cualquier cosa.


Sin cambios en el saldo de las instituciones al cierre de ayer, neutral y parado al borde del comprador. Parece que debemos esperar a después de las vacaciones para ver si hay más movimiento. 

Marks & Spencer, el apoyo de las minoristas:

Hoy M&S es el apoyo de las minoristas al haber presentado unas ventas en el 4Q mejores de lo esperado y además la sección de alimentación fue la mejor con +3,7%. Las ventas on-line también se dispararon +13,8%.

Es muy esperanzador y los inversores la catapultan +6% dentro del FTSE haciendo que el súper sector de minoristas del Stoxx 600 sea el mejor ahora con +0,26%. La subida del súper sector no es mucho pero es que M&S no pondera tanto como Tesco.

Los resultados empresariales destacados hoy en Wall Street:

Ayer tras el cierre presentó unos resultados de 0,78 dólares, mejor de lo esperado que eran 0,75 dólares y mejores que los del año pasado que fueron 0,61 dólares. Ajustados fueron 0,81 dólares.

Las ventas subieron 1,4% hasta situarse en 4.170 millones de dólares, mejor de lo esperado por el mercado pero no por la propia compañía. El margen bruto bajó hasta el 33,7% desde el 34,2%.

En el fuera de horas está subiendo algo más del 4%.

Los datos de Europa de hoy:

Italia:
 
Déficit público de Italia del Q4 sube +2,3% desde el +3% anterior.

UK:
 
PMI de construcción de UK de marzo baja a 57,8 desde el 60,1 anterior, peor de lo esperado que era 59,5.

Alemania:
 
Las ventas de coches nuevos en Alemania  en marzo suben +9% hasta los 323.000 vehículos, según filtraciones antes de la publicación oficial del dato. 

Los datos de EEUU de hoy:

- Challenger, Gray & Christmas de despidos corporativos de marzo baja a 36.600 desde los 50.600 anteriores. 

Las peticiones de desempleo semanales de EEUU en la semana del 28 de marzo caen hasta 268.000 desde los 288.000 de la semana anterior, y mejor de lo esperado ya que era un ligero descenso hasta 285.000.

- La media de cuatro semanas desciende hasta 285.500 desde los 300.250 de la semana anterior que se revisan al alza en 3.250.

El total de perceptores baja a 2,325 millones de personas, por debajo de lo esperado que eran 2,405 millones desde los 2,413 anteriores.

Es un buen dato para la economía y un buen dato para el mercado, siendo negativo para los bonos y positivo para el dólar. Debemos ser conscientes de que los datos de paro semanal están yendo al contrario de lo que estamos viendo por ejemplo en los datos del PMI de Chicago y del ISM de manufacturas, así que ojo porque lo que salga mañana en el dato de creación de empleo de marzo es un poco indeterminado.

- Déficit comercial de estados unidos de febrero se reduce hasta -35.440 millones de dólares, mejor de lo esperado que era una reducción a -41.200 desde los -42.680 anteriores.

Las exportaciones descienden -1,6%, manteniendo el descenso que vimos en enero del -3% y las importaciones aumentan el ritmo del descenso a -4,4% desde el -3,6% del mes anterior.

El sector servicios ofrece un superávit de 19.730 millones de dólares pero los bienes ofrecen un déficit nada menos que de -55.180.

El precio del crudo cae hasta 49,53 dólares por barril desde los 58,96 del mes anterior, lo que supone un descenso de casi el 46% desde febrero del año pasado.

Es un dato positivo para la economía de EEUU, aunque se hayan reducido tanto las exportaciones como las importaciones, pero al reducirse se revisará al alza el crecimiento.

- Pedidos a fábrica de EEUU en febrero suben 0,2%, bastante mejor de lo esperado que era un descenso de -0,5% pero compensado con una revisión a la baja de los datos de enero a -0,7% desde el -0,2% anterior.

Si eliminamos los transportes queda una mejora de +0,8% desde otro dato revisado a la baja en enero a -2,3% desde el -1,8% anterior.

El ratio entre inventario y envió desciende a 1,35 meses desde los 1,36 meses anteriores.

Otro dato que crea más incertidumbre sobre la situación actual al quedar mejor de lo esperado. Tal como están las cosas y lo que hemos visto en los datos de manufacturas, es un buen dato para el mercado, mal dato para los bonos y buen dato para el dólar, aunque hay que ser conscientes de que este dato es de febrero y el ISM que vimos ayer es de marzo.

Resumiendo la sesión: día soso y aburrido, con bajo volumen, en donde hemos tenido muy poco movimiento y sólo el futuro del Ibex 35 se ha llevado algo de tajada en donde se sigue viendo la diferencia de comportamiento a favor que tiene comparado con el DAX. El Euro ha ganado potencia y eso ha dañado más al índice alemán, mientras le ha dado algo de aire fresco a Wall Street que ha aprovechado a la perfección para alejarse de soportes, tras unos datos macro positivos como otro buen dato de paro semanal que aumenta la incertidumbre sobre el dato de mañana. Las noticias sobre un comunicado en las negociaciones con Irán sobre su programa nuclear han animado el final de la sesión con un desplome del crudo por posible eliminación de ese foco de tensión.