Seguimos en fase correctiva en Europa. Hoy la complicada situación geopolítica ha seguido presionando a la baja. Problemas en Irak y Ucrania, y renovados temores de default en Argentina.  Aunque la red de seguridad de los bancos centrales sigue tendida, y de momento las tendencias alcistas se mantienen.   Hablamos mucho de la expresión “descubrir el pastel”, pero ¿sabemos de dónde viene?. Diario de Navarra lo comenta en esta cita.
 
“El origen de la expresión podría estar relacionado con los naipes, ya que el vocablo pastel define una fullería en el juego que consiste en barajar y disponer los naipes de modo que se tome el que los reparte lo principal del juego o se le dé a otro su parcial”
 
Las bolsas llevan algunos días bajando, quiere decir esto que “han descubierto el pastel” de que tanta subida no tenía sustancia detrás. Lo dudamos bastante, el edulcorante de los bancos centrales lo cubre todo, este es el mundo Disney total.
 
Simplemente estamos chocando contra grandes resistencias como los 10.000 del Dax o los 11.000 del Ibex.
 
Algunas excusas siempre las hay. La situación en Irak que es muy complicada lo que tensa los precios del petróleo y mucho.  La situación en Ucrania que va de mal en peor. Y hoy otra novedad, de nuevo preocupaciones por Argentina.
 
Tras el rechazo del Tribunal de EEUU a la apelación para pagar la deuda a los hedge funds, los CDS a 5 años se ponen a subir a 1.788 puntos, los bonos a 2017 se caen subiendo la rentabilidad, todo lógico tras asumir que Argentina puede ir al default si tiene que pagar la deuda completa.
 
Vamos con la crónica al completo de la sesión.
 
Se esperaba apertura bajista en Europa, estos son los factores a destacar.

En primer lugar hay que tener en cuenta que ya estábamos previamente desde hace unos días en fase correctiva. En Europa muy condicionados por la dificultad del futuro del Dax en pasar la cota psicológica de los 10.000 puntos.
 
Ya advertimos de lo difícil que es pasar este tipo de niveles. Lleva ya muchos días rondando, pero no ha podido con él. Además ha quedado claro, como nos temíamos, que Europa lo tiene complicado por la parte alta cuando Wall Street corrige, y del otro lado del Atlántico, están en esta situación desde hace unos días.
 
Nada grave, y las tendencias alcistas de fondo se mantienen por todos lados.
 
Las tecnológicas tienen algo de mejor tono tras la subida del 7% de Intel el viernes después de subir previsiones.
 
También se ve esta mañana algo de actividad de fusiones y adquisiciones.
 
El principal factor bajista sigue siendo la cuestión geopolítica, con la tensión e Irak subiendo ya que grupos insurgentes se están haciendo con el control de gran parte del país generando grandes matanzas a su paso, lo que está provocando fuertes subidas en el petróleo. Ahora mismo el futuro cotiza a 107,38 dólares por barril, en una subida constante desde hace días por todos estos incidentes.
 
El Nikkei ha terminado bajando algo más del 1%

Seguimos el tono que tuvimos en las últimas sesiones de la semana pasada.
 
Nuevo día de debilidad en los mercados pero debemos ser conscientes de que el viernes tuvimos una muy fuerte vuelta al alza que nos deja en los mínimos de ese día un soporte de corto plazo muy importante pues estamos ya en la recta final del contrato de junio.
 
Las tensiones en Irak se mantienen, por lo que el crudo sigue por encima de los 107$ y eso mantiene el peso bajista sobre las aerolíneas, pero algunas de ellas, como IAG, han llegado ya a soportes importantes como la SMA200 y eso hace que podamos aguantar con bajadas muy moderadas.
 
Como podemos imaginarnos, el súper sector de petroleras y gasistas era uno de los mejores por la mañana, pero la debilidad de Wall Street no las ha respetado. Precisamente, Rusia corta el suministro de gas a Ucrania por impago de deuda y, como las conversaciones no han llegado a buen puerto en los últimos días, la facturación pasa a ser por adelantado. Esto no es un problema grave ahora, de cara al verano, pero cuando se acabe, esto va a ser un foco de nerviosismo muy importante. De momento Gazprom dice que está haciendo todo lo que puede para mantener el suministro al resto de Europa, pero ya se sabe con estas cosas…
 
No salimos de las materias primas, porque el súper sector de recursos básicos es el mejor del día con +0,3% por un buen tirón al alza de los precios del oro y la plata, activos que se están vigilando por ser posibles indicadores de corrección en las bolsas. El cobre nos da un respiro y también sube, relajando las tensiones por el corte de la financiación a préstamos respaldados por este metal en China.
 
El peor del día es el de telecos con -1,07% porque Telecom Italia está dañada al ver que uno de los mayores accionistas sale antes de lo esperado del pacto de 7 años para controlarla, lo que arroja incertidumbre al valor.
Los bancos son los siguientes con -0,85% con especial protagonismo de los españoles por los problemas derivados de Argentina.
 
En datos macro, la inflación de mayo de la EZ se confirma en +0,5% y muchos ven este nivel, el más bajo en 4 años y medio, una especie de cheque en blanco para que sigan llegando a la ciudadanía estímulos para poder recuperar el pulso.
 
Jornada de descensos a estas horas en las bolsas europeas.
 
El choque contra las grandes resistencias como la del 10.000 del futuro del dax, y la sobrecompra son las verdaderas razones.
 
La excusa está siendo la muy complicada situación geopolítica en Irak y Siria, teniendo en cuenta que Irak es uno de los mayores productores mundiales de petróleo. Y teniendo en cuenta además que el avance insurgente por dentro de Irak es de tal fuerza, y con una matanza anexa tan terrible, que amenaza con desestabilizar de nuevo por completo todo el país.
 
Aquí tienen un gráfico de horas del petróleo y la fuerte subida que lleva entre manos por culpa de la situación de Irak.
 
cl
 
Por debajo, evidentemente no hay que olvidar que la red de seguridad del BCE sigue estando ahí. Soporte clave en los 9.800 del futuro del dax, el antiguo techo del lateral donde estuvo atrapado durante varios meses, sería muy peligroso, volverse a meter dentro del lateral.
 
Seguimos pensando que el gran problema de Europa podría ser que EEUU dejara de subir, algo no descartable, al estar en ciclo de banco central diametralmente opuesto del de EEUU. Todo un ejercicio de funambulismo el que está haciendo de momento la FED, intentando cortar la QE, con cuidado de no pinchar la gran burbuja bursátil creada a su alrededor en los últimos años.
 
Si el futuro del dax pasara los 10.000 todos tendríamos vía libre para seguir subiendo. Incluido el futuro del Ibex, que de nuevo ha corregido hasta volver a tocar el 11.000. Tras este pull back, ahora la gran resistencia es 11.200, si rompiera tiene vía libre hasta 12.000. Si vuelve a meterse con claridad por debajo de 11.000 mal asunto.
 
Vamos a dar un repaso a algunos datos clave de la situación de mercado actual. Para ello usaré datos de la firma Bespoke.
 
En primer lugar destacaremos que la reciente corrección menor vivida por Wall Street, era de lo más normal, por pura sobrecompra.
 
Un indicador muy eficiente para estas cosas es el que mide el número de valores del S&P 500 por encima de la media de 50.
 
Desde hace un año cuando se llegaba a niveles como los de hace 15 días, con casi el 90% de valores por encima de dicha media viene una corrección. Al cierre de la semana pasada ya había bajado al 76% de los valores.
 
En otro orden de cosas, en la encuesta de la asociación americana de Inversores Individuales AAII, el sentimiento alcista subió al 44,69% desde el 39,51% anterior. Es decir la mayor subida en una semana desde finales de abril y el mayor nivel de alcistas entre los pequeños inversores desde la última semana de 2013. Lo cual suele actuar por ley de sentimiento contrario.
 
Manos fuertes cortas, de momento no se ven. Precisamente al cierre del viernes se dieron los datos de posiciones cortas en el S&P 1500 por ejemplo y solo alcanzan el 5,6% del capital flotante, por debajo del 5,7% anterior. Muy lejos del 12% que se alcanzó en lo peor de la crisis, y teniendo en cuenta que hasta el 2013 siempre se andaba por encima del 6%. Eso sí bastante por encima de los niveles de enero de 2014.
 
Mientras tanto, la sensación que tiene el mercado de ausencia de riesgo sigue siendo notable, Muy exagerada, y todo a la obsesión con los bancos centrales.
 
Como bien dice José Luis Martínez Campuzano de Citi:
 
¿Quieren más noticias positivas?. Por ejemplo, al leer como los analistas ven el futuro del Ibex con optimismo: 11.550, 12.000 y hasta 12.500 puntos. ¿Argumentos? La bajada de los tipos de interés, el momentum y especialmente la esperanza de que el futuro sea mejor. Al fin y al cabo los mercados viven de esperanza. Perdón, de expectativas. Y ahora también de los bancos centrales. Saber que están ahí por si surge algún apuro. Esto no tiene precio. Y soñar es gratis. Muchos de los analistas anteriores no se hubieran atrevido a hablar de niveles por encima de 11.000 hace tan sólo unos meses atrás. De hecho, alguno de ellos era incluso pesimista. Pero, el dinero llama al dinero. Y el optimismo, como nos dijo el propio Draghi un año atrás, es contagioso. Dicen en el mercado que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. Pero, es cierto, el mejor modelo de valoración es el que parte de la tendencia. Ahora, como ven, es claramente positiva. ¿Y los fundamentales? Mejorarán. En algún momento.
 
Y pasando a cosas menos sesudas, otro dato de Bespoke, realmente muy interesante.
 
Ha calculado la subida o bajada del S&P 500 en lo que va de año y vean que curioso.
 
Los lunes bajada de 0,04%
 
Los martes subida de 0,36%, siempre hablando claro está de media.
 
Los miércoles subida del 0,02%.
 
Los jueves bajada del 0,03%.
 
Los viernes bajada del 0,12%
 
Como ven, toda la subida concentrada en los martes, con el viernes el peor día de la semana.
 
Y es que los viernes tienen algo. Ya he comentado en otras ocasiones que cuando miró mi diario de trading intradía, muchos años hacía atrás, si no hubiera operado ningún viernes en años, mi operativa hubiera resultados mucho mejor. Casi todos mis peores días, siempre se han concentrado en un viernes, no me pregunten por qué.
 
Y hablando de curiosidades otra, esta me la mandan por correo desde traderalia.com
 
Una curiosidad que ilustra muy bien la total indefinición de los mercados europeos en las últimas sesiones.
 
El cierre nocturno del viernes 13 de junio tanto en FESX (futuro Euro Stoxx) en 3.276 puntos y en FDAX (futuro DAX) en 9.907 puntos, coincidió exactamente con el cierre del día anterior jueves 12 de junio. Es decir que no se produjo ni un punto de variación, al cierre, en ninguno de los dos futuros mencionados de una sesión a otra.
 
Según los datos históricos que manejamos, es la primera vez en la historia que se produce un cierre exactamente igual al de la sesión anterior en ambos futuros a la vez.
 
FMI, advertencias:

 El FMI reduce la perspectiva de crecimiento para EEUU al +2% para 2014 desde el 2,8% de abril como consecuencia del nefasto Q1. Ve rebote de crecimiento en el Q2 y mantiene las perspectivas para 2015. Al +3%.
 
Ve crecimiento potencial de EEUU al +2% para unos cuantos años, pero por debajo de su media histórica y con pleno empleo sólo a finales de 2017.
 
 Piden que EEUU dé pasos para potenciar la productividad y aumentar la participación de la fuerza laboral. Urge a que suba el salario mínimo para reducir la pobreza (los empresarios ahora dirán que esto hará subir el paro).
 
Considera que hay riesgo de volatilidad en los próximos meses incluso aunque la FED explique bien las subidas de tipos (recuerden que se espera movimiento en el mercado en otoño).
 
Dicen que si la inflación se mantiene baja, podrían mantener los tipos bajos más allá de mediados de 2015 pero advierte de peligros al tener los tipos bajos.
 
Los problemas del sector bancario:

El súper sector bancario lleva unas cuantas sesiones tocado, algo que podría no ser extraño si vemos el comportamiento del mercado en general y los descensos en los activos de riesgo. Sin embargo, hay una cosa que les da de lleno.
 
Nowotny, del BCE, en la prensa ha dicho que quizá los test de stress que van a tener los bancos a finales de año sean demasiado duros. Esto puede ser un problema en sí mismo, ya que reconoce que puede dar lugar a exageraciones, porque se podría llegar a niveles de dificultad que ni siquiera EEUU ha alcanzado, y es que el BCE quiere hacerlo tan bien y hacer una prueba que despeje todo tipo de dudas, que quizá se acaben pasando.
 
También se ha referido a las compras directas de deuda en mercado, y dice que no van a recurrir a ellas porque le BCE no se guía por los dictados del mercado.
 
Los datos de Europa de hoy:

Noruega:
 
Balanza comercial de Noruega baja a superávit de 26.800 millones de dólares desde los 31.600 anteriores.
 
Eurozona:
 
La inflación de mayo en la eurozona se confirma en +0,5% que era lo esperado. Subyacente -0,1% también en lo esperado.
 
Los datos de EEUU de hoy:

- Producción industrial de mayo sube +0,6%, mejor que el +0,5% esperado y compensa el -0,3% anterior.
 
La capacidad industrial sube a 79,1% desde el 78,9% y mejor de lo esperado que era quedarse quieto.
 
Buen dato para el mercado, malo para los bonos y bueno para el dólar.
 
Salidas de capital de 24.100 millones de dólares peor de lo esperado.
 
- La confianza de los constructores de junio sube a 49, mejor que el 47 esperado y desde el 45 del mes pasado. Es la cifra más alta desde enero. También es la primera subida de este año.
 
El índice de las ventas de viviendas unifamiliares sube a 54 desde 48 nada menos.
 
El índice de compradores en búsqueda sube a 36 desde 33.
 
El índice de ventas en los 6 meses próximos sube a 59 desde 56.
 
Buen dato para el mercado, ya que el sector inmobiliario es fundamental para la recuperación. Malo para los bonos y bueno para el dólar.
 
- Indicador de Negocios de manufacturas de la FED de Nueva York, Empire State, , se esperaba que bajara de 19,01 a 15 y queda en 19,28, por tanto mucho mejor de lo esperado.
 
Indicador de empleo en cambio baja de 20,88 a 10,75.
 
El indicador de nuevos pedidos sube de 10,44 a 18,36.
 
El indicador de precios pagados baja de 19,78 a 17,20.
 
Indicador de condiciones de negocios a 6 meses baja de 42.96 a 39,84.
 
El indicador general es el mejor desde junio de 2010. Por lo tanto bueno para bolsas y dólar y malo para bonos.
 
Como todos los inicios de semana, vamos a ponernos al día en cuanto a diversas estadísticas.
 
Empecemos por los particulares y su encuesta de sentimiento de la Asociación Americana de Inversores Individuales, que es uno de los instrumentos de sentimiento contrario que más fiabilidad tienen de todos los que se publican y que dan pie incluso a sistemas de trading.
 

Sentimiento inversores individuales

Opinión

Última semana

Penúltima

Antepenúltima

Alcista

44,70%

39,50%

36,50%

Bajista

21,30%

22,20%

23,20%

Neutrales

34,10%

38,30%

40,30%


 
Más incremento de los neutrales y los pocos que apuestan por dirección se pasan un poco hacia las subidas.
 
No tenemos señal de compra del sistema que se activa cuando la media de 8 semanas queda por debajo de 29, pero nos vamos acercando poco a poco y ya estamos a muy poca distancia. La última la dio en niveles de S&P 500 de 1.276. Y se vendió en 1.456. Es decir un beneficio de 180 puntos que no está nada mal. Sigue sin dar ningún fallo desde 1.987 en que se publican estas estadísticas.
 
El Bullish Consensus de Market Vane da una lectura de 66% desde el 63% de la semana pasada. Sus lecturas hay que tomarlas de manera muy diferente a las de la AAII. Hay que tener en cuenta que este indicador de Market Vane está confeccionado mediante consultas no a particulares, sino precisamente a todo lo contrario, a profesionales del sector, es decir, CTA (Commodity Trading Advisors).
 
Tradicionalmente, de puertas adentro, en el mercado se considera que los CTA suelen estar en el lado correcto y que hay un indicador que miran con interés: el de la media de cuatro semanas. Por encima de 67% se interpreta como fuerte sentimiento alcista, que va menguando a medida que se aleja de ese nivel. La media de cuatro semanas sube un poco a 62,5 desde el 61,5. Sigue lejos de dar señal.
 
Este indicador es uno de los más efectivos que existen para anticipar las tendencias bajistas cuando la media de 4 semanas baja de 50. Tiene un track récord impecable de acertar todos los grandes giros del mercado a la baja, es decir, de anticiparse antes que nadie a las tendencias bajistas, visto desde otro punto de vista, a confirmarlas.
1- Acertaron el crash de 1987 girando a bajistas antes de que pasara.
 
2- Acertaron el susto de 1998 girando a bajistas en cuanto se empezó a flojear, cuando a mediados de julio de 1998 el Dow Jones cayera de 9.36 la 7 a 7.467, es decir se metió entre pecho y espalda una bajada del 20,2% que hizo mucho daño al que no supo reaccionar a tiempo.
 
3- Pasaron a bajistas de forma continua desde primeros del 2000, cuando no parecía que vinieran los problemas y ya no pasaron de forma consistente a alcistas hasta que en el 2003 el mercado pasó a alcista.
4- En la crisis de 2007-2008 estuvo largo tiempo por debajo de 50...
 
5- En la última zona de problemas, entró por debajo de 50.
 
Sigamos con otros datos.
 
El porcentaje de volumen que viene de los famosos programas de trading de ultra corto de los 10 principales bancos mundiales y que nadie tiene muy claro cómo lo hacen, aunque cada vez empieza a haber más pistas y que sólo ponen para cuenta propia y a disposición de clientes con grandes fortunas, que fue en la semana anterior del 30,7%, queda en ésta en 27,1%. Hay que recordar que desde hace unos meses usan la trampa de dividir por dos el volumen habitual, por lo que si usáramos el cálculo antiguo, estaríamos hablando que la semana que cerca del 54,2% del total del volumen ha venido de este tipo de programas.
 
Podemos comprobar que en este tipo de operativas sigue dominando el mercado, creado por y para unas cuantas manos fuertes que hacen lo que les parece en cada momento.
 
Resumiendo la sesión, seguimos en fase correctiva en Europa. Hoy la complicada situación geopolítica ha seguido presionando a la baja. Problemas en Irak y Ucrania, y renovados temores de default en Argentina.  Aunque la red de seguridad de los bancos centrales sigue tendida, y de momento las tendencias alcistas se mantienen.